17.4 C
Pereira
domingo, junio 16, 2024

Eliminar los deseos

Es tendencia

¡Y refundaron a Claudia!

¿Y quién controla?

- Advertisement -

Los políticos de izquierda de Colombia, Chile, Venezuela, Brasil y Nicaragua; se rinden tanto ante el gobierno de Cuba que quienes tenemos un mínimo grado de sensatez, no logramos entender qué es precisamente lo que motiva esa reverencia.

Hay tal exceso de arrogancia en esos líderes cubanos, que Putin y Xi Jinping, pasarían por humildes al lado de Diaz-Canel y digámoslo como es, desconcierta por qué esa arrogancia, como desconcierta que los políticos como Petro y Maduro se muestren tan orgullosos cuando hablan de Cuba, como si fuera un paraíso.

Hace poco más de dos meses el gobierno cubano le pidió ayuda al Programa Mundial de Alimentos de la ONU, dada su difícil situación económica. Y ante esto, ruego se me excuse, pero lo voy a decir como creo que debe decirse: Tiene uno que ser muy ignorante, tener algún grado de pérdida del juicio, para seguir luciendo arrogante ante tal catástrofe.

Según el programa de la ONU, la crisis económica de Cuba está afectando “significativamente la seguridad alimentaria y nutricional de la población”.  Dicho menos diplomáticamente: se están muriendo de hambre.

Hace algunos días vi un video de un joven cubano que decía que prefería tener y vivir con hambre a sufrir el yugo del imperio. No puede ser más estulto alguien que crea que el orgullo prima por encima de las necesidades básicas.  

Si uno no tiene comida porque el sistema económico de su gobierno llevó a la quiebra absoluta a su país, pues sencillamente no tiene ningún grado de libertad. Sin hablar de las demás libertades, que tampoco existen en Cuba, ¿por qué los ignorantes líderes de izquierda siguen con esa satisfacción cuando hablan de Cuba, y porqué Diaz-Canel luce también esa arrogancia? Son pobres absolutos, eso no genera ninguna satisfacción en ningún régimen.

Quizás la explicación a esta sandez disfrazada de dignidad, o por lo menos la única que conozco que sea racional, es la que dio Isaiah Berlin, en cuanto a que “ser libre, en sentido negativo, consiste simplemente en que otras personas no le impidan a uno hacer lo que quiera, una de las maneras de seguir esa libertad es extinguir los propios deseos”. O sea, una libertad estoica, pero impuesta, no voluntaria como los filósofos estoicos; sino impuesta por un régimen de izquierda.

¿Son libres los cubanos (Y hoy día los venezolanos, y miles de petristas en Colombia) porque sus líderes políticos van eliminando, deconstruyendo, los deseos de esa población pobre? ¿Es esto lo que explica que alguien prefiera morirse de hambre, o por ausencia de medicinas, o por una carencia absoluta de higiene, a, digamos, mostrarse deseoso de tener unas mínimas condiciones de calidad de vida, como la que tienen los países capitalistas?

El que ricos de izquierda adoren a los líderes cubanos, no es sino una hipocresía y vaya si de eso abundan en la izquierda de América Latina.

Les faltan muchos tornillos a estos políticos de izquierda, pero más aún a quienes se convencen de que en la miseria se puede sostener una libertad mínima, una felicidad mínima, una dignidad mínima.

Necesitamos siquiatras para tanto loco.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Pero olvida a propósito el infame bloqueo a que ha sido sometida la isla por Estados Unidos

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -