20.4 C
Pereira
martes, julio 16, 2024

El triángulo de la muerte

Es tendencia

DOBLE ESTÁNDAR

EN LA COPA

- Advertisement -

Pbro. Diego Augusto Arcila Vélez

Columnista

El mal es y existe y busca un aliado, el hombre. No es una fuerza anónima, sino que actúa concretamente, sembrando terror y miedo. Terror que durante, especialmente, los dos últimos años, se ha venido apoderando del bello triángulo formado en nuestro departamento por Santa Rosa de Cabal, Dosquebradas, Pereira su capital, bajando hasta Cartago (Norte del valle), haciendo su giro hasta la Virginia y retornando nuevamente en su estela de muerte hasta Dosquebradas, epicentro de las operaciones de bandas delincuenciales, especialmente la llamada Cordillera.

Los datos que han sido noticias en muchos medios informativos, así lo confirman: 15 jóvenes asesinados en Dosquebradas en lo que llevamos de estos 50 días del año 2023; la caída “infraganti” en Pereira de la banda de los “Rolex”, con heridos y más; el sicariato que no da tregua en Puerto Caldas -Corregimiento de Pereira-, y la ola sangrienta desproporcionada en Cartago; los últimos asesinatos presentes en la Virginia. Sumándose a esto el alto grado de inseguridad, fleteo, empresas ilícitas dedicadas al “gota a gota” con intereses al 10% mensual que causa amedrentamiento y amenazas serias y severas, niños y niñas que sirven de campaneros en barrios desprotegidos; y por supuesto la madre de todos estos males, el negocio fraudulento del macro y especialmente micro tráfico en barrios y sus líneas imaginarias que se disputan la venta a “sangre y fuego”.

De este panorama y en este triángulo, Dosquebradas merece una atención especial; es allí en donde hace más de 20 años se incubó una banda criminal, nacida según la historia criminalística del municipio industrial, de las autodefensas, y que fueron creciendo al compás de la complicidad de líderes, gobernantes y sociedad civil. Un mal que hoy ahoga este bello y próspero terruño del paisaje cultural cafetero. Esta semana que termina, las autoridades departamentales, municipales, la fuerza del orden y demás líderes cívicos y sociales se reunieron para analizar el fenómeno con carácter urgente y prioritario ante la alerta temprana que emitió la defensoría del pueblo.

Según lo registrado por los medios las conclusiones llegaron a que se debe incrementar la fuerza pública, pues según el alcalde Ramos “son solo 180 policías para casi 215 mil habitantes”; además la implementación de metodologías que a través de drones e inteligencia informática detecten las ollas y las destruyan, y así un sinnúmero de estrategias policivas y de ley que mengüen el problema.

A eso pregunto yo, ¿no será importante y vital la siembra de valores humanos y espirituales en los colegios, la promoción y defensa de la familia como núcleo vital de la sociedad; unas políticas públicas serias de empleo y oportunidades especialmente para los jóvenes víctimas centrales de este conflicto; la urgencia prioritaria de la presencia de una institución de educación superior -Universidad- para quienes no pueden acceder y llegar hasta Pereira; recreación, arte y deporte en todo el potencial que como municipio tienen? Grandes retos tienen el círculo de la muerte, para superar tremenda crisis. Que la única cordillera que nos atraviese sea la occidental que nos ha tocado, llena de trabajo, oportunidades, valores y paz.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -