19.4 C
Pereira
viernes, mayo 24, 2024

El sentido de la vida o sentido en la vida

Es tendencia

- Advertisement -

Víctor Zuluaga Gómez

Columnista

Cuando hacemos referencia al “sentido de la vida”, nos remitimos a temas metafísicos y abstractos, llenos de complejidad, en donde el individuo como tal, desaparece. Es por esa razón que pensadores como Viktor E. Frankl, consideran que el interrogante deberíamos plantearlo como “El sentido en la vida”, porque ello, automáticamente nos convoca a realizar una serie de cuestionamientos sobre el papel que desempeñamos en la vida o los anhelos y metas que queremos realizar. A propósito, David Carreño, profesor de la Universidad de Almería es quien plantea, cómo, los primeros homínidos se preguntaban la razón por la cual estamos en este mundo. Y esta preocupación es uno de los elementos que nos diferencia de los animales. Y añade que, sabemos que el sentido en la vida es una de los pilares de la felicidad y el bienestar psicológico. Al contrario, la falta de sentido en la vida se ha relacionado con una gran variedad de problemas psicológicos como la depresión y la ansiedad.

Uno de los primeros aspectos que se debe tener en cuenta para definir el “sentido en la vida”, tiene que ver con el propósito de la existencia de uno, la búsqueda, logro de metas valiosas, como requisito para la realización. Y una vez se tiene claridad sobre el propósito, se debe buscar lo que se ha llamado “autotrascendencia”, entendida como la búsqueda de unas metas que vayan más allá de uno mismo. Es decir, búsqueda de beneficios para otros, para el colectivo y no solamente para uno.

Frente a un mundo en el cual el aislamiento, la soledad, se incrementan cada día, se hacen necesarios cambios fundamentales en el campo de la educación, en el hogar y en la escuela, de tal manera que desde temprana edad se comience el difícil ejercicio de conocer cuáles son nuestros propósitos en la vida, nuestras fortalezas, debilidades y propósitos, de manera que contribuyan a nuestro crecimiento, nuestra felicidad y un aporte significativo al grupo humano en el cual nos desenvolvemos.

Finalmente, la felicidad se logra en la vida, cuando podemos construir una serie de redes sociales y logramos determinar unas metas, una clara definición de las razones por la cuales estamos en este mundo. Y ello determina que no estamos en este mundo para realizar propósitos ajenos o ejecutar acciones, tomar decisiones basadas en el miedo.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -