19.1 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

El privilegio de la castidad

Es tendencia

- Advertisement -

Todos tenemos las herramientas, pero no todos sabemos usarlas. Cuando conocemos para qué sirven y cómo funcionan, podemos darles un buen uso.

La castidad es una herramienta que enseña más allá del sexo. Desintoxica la mente, purifica tus relaciones y controla tus impulsos.

Se vincula con hacer un voto para uno mismo, para el amor propio y tener dominio sobre tu cuerpo. Es una forma de alejarse de las tentaciones y placeres mundanos, pues se le da prioridad a los valores espirituales, al ser, al comportamiento y al propósito de tu relación.

Es una manera de aprender a calmar tu mente de los deseos que surgen para adueñarte de tu cuerpo y saber dominar momentos de placer, enojo, tristeza y situaciones difíciles.

La castidad no es para todos, es un tema tan exclusivo como el acto mismo. No todo el mundo soporta un tema como este, porque estamos en una era donde todo es permitido; si yo quiero, entonces lo tengo de manera instantánea a un clic. Nos olvidamos de las consecuencias, nos dejamos llevar por lo momentáneo, el disfrute pasajero y los actos fríos que se desvanecen con el tiempo.

Cuanto más cultives tu pureza, más conectado estarás con tu esencia. Dejas de ver desde lo físico y conectas desde el intelecto, activando tu discernimiento y evitando tomar decisiones apresuradas para calmar un momento de necesidad. ¿Qué tanto te controlan tus impulsos? ¿Qué tanto dominas tu mente? ¿Es tu cuerpo un objeto para satisfacer deseos? 

Edificar nuestro cuerpo, es cuidar nuestro hogar como una perla preciosa, y cultivar el poder sagrado de la voluntad. Así que, sepárate de tus vicios y no seas esclavo de tus adicciones, para que vivas una vida en libertad y hoy mismo te digas en qué eres casto de verdad. 

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -