22.7 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

El presidente # 109 de los colombianos

Es tendencia

- Advertisement -

Ernesto Zuluaga

Columnista

Solo cuatro candidatos aparecerán en el tarjetón de la primera vuelta presidencial que se llevará a cabo el próximo mes de mayo. A pesar de que al iniciarse el año casi veinte aspirantes congestionan el panorama político los colombianos tendremos únicamente cuatro opciones cuando lleguemos a las urnas dentro de 130 días. Todas las fuerzas electorales que surgieron a partir del caos que produjo la paulatina muerte de los partidos políticos y del vergonzoso marco jurídico que han construido los «padres de la patria» y todas las precandidaturas que de allí florecieron se han venido acomodando lentamente hasta agruparse en tres consultas populares que se llevarán a cabo con las elecciones de Congreso de la República dentro de dos meses, el 13 de marzo.

Un candidato se mantiene independiente y al margen de los vaivenes de los políticos tradicionales: Rodolfo Hernández. Él será —de acuerdo con las encuestas— una de las cuatro opciones que tendremos en mayo acompañando a Gustavo Petro, Alejandro Char y Sergio Fajardo quienes deberán ganar sus respectivas consultas denominadas Pacto Histórico (izquierda), Equipo por Colombia (centro-derecha), Coalición Centro Esperanza (centro-izquierda) respectivamente. Solo Oscar Iván Zuluaga (representante del uribismo pero socavado electoralmente por Federico Gutierrez) y Alejandro Gaviria (si recupera al liberalismo) parecieran tener una mínima opción de ofrecer resistencia en las dos últimas.

Con este panorama resulta muy claro que ninguno de los cuatro candidatos conseguirá superar en al primera vuelta el 50% de los votos y tendremos por lo tanto una segunda vuelta electoral en el mes de junio con aquellos dos personajes que más sufragios consigan en mayo. Casi nadie, ni las encuestas, dudan en que Petro será uno de ellos lo que me permite hacer las siguientes especulaciones.

1.  Si el contendor de Petro es Sergio Fajardo la tendrá fácil con un candidato que nada dice, poco opina, y al final no es «ni chicha, ni limoná». Fajardo tampoco parece el líder capaz de aglutinar las fuerzas que resulten derrotadas.

2.  Si el contendor es Alejandro Char, Petro la tendrá muy difícil porque se enfrentará a quien funge de representante de las grandes maquinarias y parece capaz de recoger todas las fuerzas del centro y de la derecha y quien además le ofrece la mayor más competencia en la Costa, su territorio preferido.

3.  Si el contendor es Rodolfo Hernández, apague y vámonos. No habrá de qué hacer un caldo. Petro masacrará sin titubeos a quien nunca podrá tener aliados políticos porque esa es su promesa principal.

Así las cosas, Colombia tiene una altísima probabilidad de tener un presidente representante de la izquierda democrática por lo que, en un país tan conservador como el nuestro, el «miedo» volverá a ser el principal protagonista de la campaña. Mi voto no será por Petro, pero no me asusta su fantasma. No creo que su triunfo sea la debacle y que la patria se vaya entonces al abismo. No somos una economía que dependa del petróleo o de un solo producto. Quien quiera que gane deberá concertar y conciliar con los intereses de un amplio empresariado que se ha ganado un lugar importante en la economía mundial. Petro no tiene arraigo en el ejercito colombiano —de clara tendencia derechista— y le será una fuerte amenaza y un contrapeso en caso de exagerar medidas anticapitalistas. Igual sucederá con el Congreso en el que alcanzará una escasa minoría y donde encontrará un severo y férreo control político. A pesar de su mediocridad y desprestigio las Cámaras serán un soporte importante de nuestro esquema democrático. ¡Que no panda el cúnico!

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -