22.7 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

El PIB líquido

Es tendencia

- Advertisement -

Walter Benavides Antia

Columnista

Ya nada es igual. Los proyectos de vida de los habitantes del mundo en los últimos 20 años han cambiado todo (o casi todo), y para entender el cambio, primero tendremos que cambiar. Bauman escribe que el origen del problema económico de una sociedad, reside en la creencia (de gobiernos y opinión generalizada), que “la desigualdad tiene aspectos positivos”, creyendo “que la desigualdad estimula a la gente a trabajar, invertir y asumir riesgos, obteniendo un nivel de vida más alto”. Pero esa ecuación lógica (de la economía sólida) no existe. Esta creencia, además, ha dividido a la sociedad colombiana, por el concepto de “la competencia”, que nos dice Bauman, es el sustituto de la guerra. Hemos perdido el impulso natural de ayudar al prójimo, además que las normas éticas entraron en crisis. Por lo tanto, si queremos paz y prosperidad, tendremos que sustituir la “competencia” por la FRATERNIDAD.

El PIB representa el resultado final de la actividad de las unidades de producción (personas y empresas) residentes en un país o un territorio. Colombia cuenta con la medición Nacional y por departamentos. En otras palabras, el PIB de un país, o un territorio, es el valor total de los bienes y servicios producidos en un periodo, (normalmente un año), deduciendo lo consumido, es decir, el valor final, que resulta de restar de lo producido lo consumido. Incluye lo producido por los extranjeros en el país o el territorio, pero No lo producido por los nacionales fuera del país. Recordemos que al menos 400 mil risaraldenses, viven y trabajan en el exterior, originando un ingreso extra al territorio (Remesas), sobre las cuales, a pesar que son aproximadamente 500 millones de US al año, carecen de una política pública (más que lo que produce la economía formal y las exportaciones de café del departamento), pero parece que eso no le preocupa de nadie.

El último informe del DANE sobre el PIB nacional y por departamentos en 2021, muestra que tres departamentos produjeron el 50% del PIB de Colombia: Bogotá D.C, Antioquia y Valle del Cauca. Produjeron una cifra cercana a los 1.177 billones (24 veces la Reforma Tributaria que propone Petro).

El orden de importancia de algunos departamentos de nuestro interés, muestran lo siguiente: primero a Bogotá D.C., con 298 billones; segundo a Antioquia con 176 billones; y tercero a Valle del Cauca, 115 billones (duplica a Antioquia y triplica al Valle del Cauca). Les siguen Tolima (10) con 25 billones, Caldas (14) con 20 billones, Risaralda (16) con 19 billones (muy cera de Caldas, pero muy lejos del Tolima), Quindío (22) con 10 billones (la mitad de Caldas y Risaralda); Chocó (25) con 5 billones (la mitad del Quindío), y en el último lugar Vaupés (33) con 0.3 billones. Dicho de otra manera, los departamentos de la RAP EJE CAFETERO, producen 74 billones, apenas asimilable al PIB de Santander (4) con 74 billones, y Cundinamarca (5) con 72 billones.

Pero mientras Bogotá D C. creció en el 2021 con respecto al 2020, a una tasa del 2.8%, (resultado de la centralización) Antioquia lo hizo al 2%; Valle del Cauca al 1%; Cundinamarca al 0.7%; Santander al 0.6%; Tolima, Risaralda, y Caldas al 0.2%; y Quindío lo hizo al 0.1%. Crecimientos desiguales, que influyen en la desigualdad.   

El PIB per cápita creció 16,1%, con respecto al 2020. Los departamentos que registraron un PIB por habitante mayor al nacional fueron: Casanare, Bogotá D.C., Meta, Santander, San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Antioquia, Valle del Cauca y Boyacá. Sucre, Vichada, Vaupés, Guainía y Chocó presentaron los registros del PIB por habitante más bajos, donde no superan los $10 millones, siendo por sectores, el sector comercio (con el 18%) el mas importante, seguido de las actividades de administración pública, defensa, educación y salud (15%), los que representan casi la tercera parte del valor del PIB.

Pareciera, que el Papa Francisco reafirma el pensamiento del sociólogo polaco, cuando afirma: “considero que la fraternidad es el verdadero remedio a la pandemia y a muchos males que nos han golpeado. Fraternidad y esperanza son como medicinas que hoy el mundo necesita, junto con las vacunas”.

antia53@gmail.com.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -