19.8 C
Pereira
miércoles, julio 24, 2024

El papel de las remesas en la economía local

Es tendencia

- Advertisement -

Rodrigo Ocampo Ossa

Columnista

Todas las predicciones económicas fallan  cuando se trata de  Risaralda. Que hay sobre oferta de locales y vivienda, que quien va comprar más motos o donde van a meter un restaurante nuevo. Los agoreros no la logran, entre otras razones, porque desconocen el factor humano, el empuje de nuestros ciudadanos.  Pero, sobre todo, porque no tienen en cuenta el efecto de los  ingresos provenientes de las remesas.  Un reciente informe  publicado por la Cámara de comercio dice que las declaradas ya pasan de  los quinientos millones de dólares al año. Esa es una cifra enorme en pesos, 1.9 billones. Mucho mas que la actividad inmobiliaria (1.19 billones) la construcción (1.074 billones) o la agricultura (1.3 billones). Dependiendo  de la fuente, esos ingresos equivalen  entre el 9 y el 17% del total de la economía local.

Cualquiera que sea la verdad, las remesas tienen un profundo impacto en el orden social, con muchas aristas como el hecho de que no pagan impuestos o están patrocinando un importante grupo que no tiene interés en trabajar, pues la renta que recibe del exterior mas los subsidios  le permite vivir sin mayores problemas. Mientras la migración siga, el fenómeno de las remesas persistirá. Las autoridades  locales no tienen mayor influencia en su uso, pero como nadie sabe cuanto va a durar ese flujo de dinero sería muy interesante que los empresarios crearan los mecanismos para dirigirlo a la inversión y no al consumo.  Con esto se reforzaría el crecimiento actual y se protegería  la economía frente a  los previsibles cambios que habrá cuando una segunda o tercera generación de expatriados ya no considere su misión sostener a los parientes locales. Las remesas son una especie de bonanza silenciosa, pero como todo lo bueno, podría acabarse. Hay que aprovecharla.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -