20.4 C
Pereira
sábado, febrero 24, 2024

El Nuncio Apostólico

Es tendencia

- Advertisement -

La Ciudad del Vaticano comienza su existencia como Estado independiente en 1.929 tras la  firma de los pactos de Letrán celebrados entre la Santa Sede y el entonces Reino de Italia. El  Vaticano se convierte en el país más pequeño del mundo, solo 4 km², después vendrá otro  más pequeño, el principado de Mónaco con 3 km². El Vaticano es reconocido universalmente  como entidad soberana de derecho público internacional. Con apenas casi mil habitantes y  dirigido por el Papa, quien es su representante legal ante los demás países del mundo. El  Nuncio Apostólico o Nuncio Papal es un representante diplomático de la Santa Sede – no del  Estado de la Ciudad del Vaticano- con rango de Embajador Plenipotenciario para representar  a la Santa Sede ante los Estados del mundo.  

El 18 de Julio de 2023 el Papa Francisco nombró como Nuncio Apostólico de nuestro país a  Monseñor Paolo Rudelli, Italiano de nacimiento y quien a servido diplomáticamente en  Ecuador, Polonia y como observador de la Santa Sede ante el Consejo de Europa en  Estrasburgo. El 25 de enero del 2020 fue consagrado como Obispo y enviado a Zimbabwe, al  sureste de África, de donde acaba de llegar a Colombia a prestar sus servicios como  representante ante la Santa Sede.  

Un Nuncio Apostólico en Colombia además de su trabajo diplomático acreditado ante el  Estado, debe velar por las 14 provincias eclesiásticas conformadas por 14 Arquidiócesis, 52  Diócesis, 10 Vicariatos Apostólicos, un Exarcado Apostólico para los fieles de rito Maronita  y un Ordinariato Militar. Un total de 78 jurisdicciones eclesiásticas. Monseñor Rudelli, visitó  esta semana a Pereira, lo hizo para conocer esta bella tierra cafetera creyente y esperanzada  cada día más en el anuncio del Evangelio por parte de su Obispo y los casi 165 sacerdotes  que en ella trabajamos. 

Se reunió con las autoridades de gobierno y líderes políticos, los invito a “servir con amor y  justicia a su pueblo, como Cristo nos lo enseño”; igualmente con los sacerdotes, diáconos,  religiosos y religiosas, comunidades misioneras y laicas, nos recordó: “los inmensos desafíos  que tenemos hoy para anunciar a Cristo, santidad, entrega y testimonio”. Lo mismo hizo con  los Evangelizados en la Catedral donde celebró la Santa Eucaristía y los animó a “seguir  conociendo, amando y sirviendo a Cristo en sus comunidades parroquiales”.  

La Iglesia Católica en Colombia tiene hoy una relevante presencia: facilitadora de los  acuerdos de paz con el grupo guerrillero ELN, un trabajo arduo en la zona pacífica del Puerto  de Buenaventura, del Chocó, Guajira, atiende zonas muy apartadas indígenas y afro, en  donde ni siquiera el Estado llega, promocionando la paz, la educación y la dignidad. Además,  el nuncio es el encargado de seleccionar, consultar y dar vía a los nombramientos de los  nuevos obispos de Colombia. Gracias Monseñor Rudelli, esta será siempre su casa.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -