23.3 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

El muro de contención

Es tendencia

PENSANDO EN VOZ ALTA

La Vorágine

- Advertisement -

Hugo López Martínez
Columnista

Existen distintas manera de proteger a la salud humana, desde el origen mismo de la especie humana. El fuego es uno de ellos. Armas y herramientas, viviendas y  vestidos, alimentación y homeopatías, entre tantas otras.

Desde la antigüedad griega, aprendimos a tomar en serio el ejercicio físico, por el bienestar de la mente y del cuerpo. Correr y pensar son asuntos complementarios. Lo mismo que el boxeo y la lectura. Esta era la filosofía de los Juegos Olíompicos.

Las matemáticas estaban presentes en cuanto a  números y mediciones. El hombre primitivo ternía un concepto de la contabilidad, antes que los números tuvieran su representación gráfica. Tanto la cacería, la pesca, la agricultura y la vivienda iban de la mano con la necesidad de contar.

Es muy probable que ese ejercicio haya empezado  con el conteo  de los dedos de las manos. O por las crías de los mamíferos. Tambien por los tiempos de cosechas.

 Por la práctica cotidiana de la sobrevivencia, el grupo humano de nómadas y sedentarios, habría asociado el ejercicio físico con  la salud, el  envejecimiento y la buena alimentación, teniendo en cuenta la ingesta de cantidades racionales de raíces y cereales, de pesos y volúmenes de píezas para la construcción de bodegas de reservas en tanijas, cántaros y olletas.

Lástima que hoy en día las pruebas internacionales realizadas a adolescentes  a nivel preuniversitario, nos ofrezcan un panorama desolador en el conocimiento y prácticas de las matemáticas. Sería bueno que los jóvenes asprendieran el significado en porcentajes de la inflación, del números de accidentes en carretera, cuándo el grado de fiebre es una amenaza al funcionamiento normal de nuestro organismo; el significado de los decibeles en le uso de equipo de sonidos y en las actividades de la economía informal, así como el número siempre oscilantes de víctimas del Covid-19.

Por otra parte las matemáticas nos ayudarían a administrar el tiempo en función del rerclamo de la ciudadanía en general. Cuánto tiempo se nos va en  llenar un formulario para denunciar un robo o un caso de violación de menores. O para salir de una clínica. En mi caso, para que en el estadio Hernán Ramirez, estemos seguros y bien ubicados,  a prudente distancia de cientos de voladores.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -