19.7 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

El mural del Capitolio

Es tendencia

- Advertisement -

Jairo Arango Gaviria

Columnista

El presidente del senado Roy barreras, propone cambiar el mural que se encuentra en el salón de la constitución por considerarlo “Misógino y Machista”.

El mural fue pintado por el maestro antioqueño Ramón Vásquez Arroyave (1922 – 2015), quien fuera un reconocido profesor y fundador de la Universidad de Medellín. Por acuerdo contractual con el expresidente Belisario Betancur, realizó en la cúpula del Capitolio Nacional de Colombia, entre los años 1982 y 1986, un mural sobre la Constitución. Recordemos que la Constitución vigente para la época (1982 – 1986) era la Constitución de 1886, llamada Constitución de Rafael Núñez; de tal manera que el mural contratado debía hacer referencia a dicha Constitución; no obstante, el mural representa las diferentes constituciones que ha tenido Colombia a lo largo de la historia.

En comunicación dirigida a la Ministra de Cultura, expresa el senador Barrera: “Invité a MinCultura a cambiar este mural del salón de la constitución. Un mural machista, misógino y racista. Sólo “próceres” machos, una sola mujer empequeñecida y los únicos afros están encadenados y de rodillas. Los indígenas no existen en esta historia blanca”.

Bastante razón tiene el senador Gustavo Bolívar quien le refutó esta posición al senador Roy Barreras: “Me parece buena la intención del senador Roy, exaltar a la mujer. Pero no puede intervenir una obra artística de tantos años. Ese fresco tiene derechos morales de autor. En el salón hay otros espacios donde se pueden hacer nuevas pinturas y murales donde la mujer sea protagonista”.

Muestra bastante desconocimiento el senador Barreras acerca del arte y por ende del patrimonio cultural. Es una posición descarada y atropellante respecto al significado del patrimonio cultural en materia de la Nación; el querer borrar de un brochazo una obra de arte realizada por el maestro Ramón Vásquez Arroyave, que se encuentra completamente catalogada e inventariada en el patrimonio cultural de la Nación, con el argumento peregrino de que le hacen falta mujeres al mural.

Esa posición anacrónica del senador Barrera, cargada de ignorancia y descontextualizada históricamente, debe ser aprovechada no para eliminar el mural del salón de la Constitución, sino para hacer uno en otro sitio del capitolio que haga alusión a la mujer y a las minorías étnicas que han participado en los procesos libertarios desde antes de la independencia, hasta incluir la constitución de 1991.

Este debate debe servir para que el MinCultura convoque a un concurso para que en el mediano plazo el capitolio se vea enriquecido con un gran mural incluyente, y el país pueda disfrutar de una obra de arte que sea el orgullo de la Nación. Gracias a la ignorancia del senador Barrera y a su anacronismo, el país cultural pudo visibilizar nuevamente la obra del maestro Ramón Vásquez Arroyave.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -