15 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

El gran Hermano

Es tendencia

- Advertisement -

El parlamento europeo acaba de aprobar la implementación de una tarjeta digital en la cual estarán contenidos todos los datos de los ciudadanos; identificación, historia médica, cargos, honores, impuestos, reportes bancarios… Se supone que es para simplificar trámites y facilitar la vida  y por ahora será voluntaria. Pero ya han sonado las alarmas. ¿Dónde queda el derecho a la intimidad tan fieramente defendido por el mismo parlamento europeo, quién velará por la seguridad de la información contenida en la tarjeta?  En 2022 hubo un  paro camionero en Canadá contra la obligatoriedad de las vacunas COVID. Entre las medidas para levantarlo, el gobierno identificó unos huelguistas y  les bloqueó el acceso a sus cuentas bancarias. La eficaz medida los sitió por hambre y  contribuyó  a levantar el paro en muy poco tiempo. Aun cuando un tribunal declaró en enero de este año que lo hecho fue  inconstitucional, hoy se sabe que muchos sistemas policiales, no propiamente de países totalitarios, rastrean las comunicaciones digitales de los sospechosos sin orden judicial, pues se parte de la base de que son públicas por estar en la red. Esto   ha permitido prevenir ataques terroristas y detener a los futuros perpetradores, como ha ocurrido en España. Lo que ha dado lugar a una nueva figura penal; el “pre delito”. Se está persiguiendo a las personas no por lo que hacen, sino por lo que dicen que quieren hacer, aun cuando no lo hagan. No una conspiración con terceros, ni una asociación para delinquir, ni injurias, no, basta expresar  un pensamiento peligroso o antisocial en la esfera privada para ser sujeto punible. El asunto es para pensarlo. La intimidad, el espacio privado tan querido por las leyes que amparan el libre desarrollo de la personalidad no es posible en un mundo sujeto a la inteligencia artificial que todo lo sabe. Y no actuar cuando se puede prevenir es una bobería, pero hacerlo contra una persona  por sus pensamientos es un abrir el camino al totalitarismo. Menudo dilema en el que ya estamos metidos pues  en Colombia también  tenemos la cédula digital y un gobierno que considera enemigo a todo el que lo cuestione.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -