19.4 C
Pereira
viernes, junio 14, 2024

El fin de la inocencia

Es tendencia

“DESATANDO,

PEREIRA TIENE PAPÁ

- Advertisement -

Rodrigo Ocampo Ossa

Columnista

Los promotores del paro notificaron al país que no aceptan las reglas de la representación establecidas en la Constitución Política; la lucha es en las calles y es violenta. Resulta importante saberlo porque si ha de cambiarse el sistema con el que contamos para resolver las diferencias, debería ser para todos. De lo contrario no sería democrático, ¿o eso no importa? Bueno, si no importa está abierta la puerta para un golpe de estado o el paramilitarismo de tan ingrata recordación. Porque no es posible que una parte de la sociedad esté sometida a la constitución y el imperio de la ley y otra no, pues así los mas violentos puede escoger lo que les conviene en cada momento. Como ocurría en el paleolítico. Como esa fórmula de convivencia basada en la fuerza bruta no era funcional, hace unos cuatrocientos años, en una época llamada el siglo de las luces, se propuso una diferente fundamentada en que el poder reside en el pueblo. 

Para hacerla efectiva debió construirse poco a poco el sistema denominado “demo liberal” que se basa en el respeto a la propiedad privada, la libertad personal, y en las elecciones como sistema de escogencia de los gobiernos. El resultado ha sido tan exitoso que hoy en día aun la mayor parte de los 53 países calificados como autoritarios por la unidad de inteligencia de The Economist, se autodenominan democráticos, pues las alternativas ensayadas por fuera de esa fórmula, llámense nazismo, fascismo, comunismo o teocracias, han fracasado creando pobreza y perdida de libertades. Frente a esos hechos tan contundentes resulta muy extraño enterarse que hay un sector de la sociedad colombiana que quiere el regreso al Estado totalitario. Pero como nos han demostrado con los saqueos, destrucción de bienes y confinamientos arbitrarios que van en serio, pues debemos escoger entre someternos y regresar a las cavernas, o elegir un gobierno que tenga claridad respecto de sus obligaciones de proteger la vida honra y bienes de los ciudadanos. El que tenemos sigue en babia como lo certifican los sufridos caleños.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -