14.1 C
Pereira
lunes, julio 15, 2024

El esperado regreso a clases

Es tendencia

- Advertisement -

Fabio Castaño Molina
Columnista

Si bien es cierto el profesorado y directivos docentes retornaron a sus aulas de clase el pasado 16 de enero, según el calendario académico definido por parte de las Secretarías de Educación de Risaralda y Pereira, también es cierto que los estudiantes solo retornarán a las aulas escolares a partir del lunes próximo 30 de enero.  Es claro que cada vez son más las facilidades que otorga el gobierno para que los alumnos de escasos recursos no tengan excusa para ausentarse de las aulas. Educación y transporte gratuito, apoyo con el Programa de Alimentación Escolares -PAE, entrega de uniformes y kits escolares como lo ha hecho la administración del gobernador Víctor Manuel Tamayo. Conectividad digital, aunque con serias falencias y otro tipo de gabelas que lamentablemente no parecen importar a muchos padres de familia que prefieren convertir a sus hijos, y de manera especial a los adolescentes, en verdaderos “NINIS”, es decir ni estudian ni trabajan. No se puede desconocer que nuestro sistema educativo está permeado por fallas protuberantes que contribuyen a acrecentar la deserción escolar hasta el punto de que muchos instituciones educativas, como ocurre hoy con muchas de Pereira, se vean “a gatas” para lograr que el número de alumnos se ajuste al número de profesores asignados a cada institución. Muchos docentes se exponen a quedarse sin oficio, porque sencillamente no hay el personal de estudiantes suficientes. Tampoco se puede desconocer el acoso laboral a que son sometidos nuestros maestros por situaciones como las que acabo de mencionar, y menos aún cuando el sistema de salud del que gozan a través de entidades como Cosmitet, deja muchísimo que desear.  Ni que decir del bullyng o matoneo que se ha detectado al interior de los mismos establecimientos educativos que no solo se experimenta entre los estudiantes, sino que afecta a los mismos maestros, según denuncias recepcionadas por la Personería de Pereira.  Este panorama agridulce al que se enfrenta la comunidad educativa no es nada fácil, sobre todo al inicio del año. Es clave que haya una absoluta armonización entre padres y profesorado.  Las aulas de apoyo a cargo de los psicorientadores son herramienta fundamental para esta tarea al interior de los establecimientos escolares.   Lo paradójico es que no todos cuentan con este tipo de asesorías, lo cual hace más difícil la misión de educar dentro de los protocolos que la convivencia escolar exige. Un gran reto sin duda, para todos los actores de la comunidad educativa y el esperado regreso a clases.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -