15.3 C
Pereira
sábado, mayo 18, 2024

El comienzo

Es tendencia

- Advertisement -

Lisandro René López Martínez
Columnista

El café sin duda fue el producto que sacó a Colombia del anonimato mundial, antes de ello, las relaciones comerciales exteriores solamente sucedían con Siria y Líbano con productos de muy baja cuantía. El café hizo posible configurar una imagen de nación a pesar que, como ocurrió con las exportaciones en otros países de América Latina, la dependencia de un solo producto generaría un crecimiento económico desigual.

En el caso de Colombia tal asimetría, tendría como consecuencia la Guerra de los Mil Días (1899-1902). El conflicto no solamente fue una expresión de desencuentros ideológicos, sino también, una respuesta violenta, a causa de la incapacidad de los partidos de llegar a un consenso respecto al futuro económico del país.

Según los historiadores German R Mejía y Michael J La Rosa, gran parte del Partido Conservador defendía más la economía local, el cultivo, la ganadería modelo latifundista y el tradicional. Mientras que el Partido Liberal se alinderaban por el desarrollo económico y por las modificaciones financieras y bancarias orientadas hacia un modelo económico de exportación basado en gran parte en el cultivo, la distribución y la exportación del café.

De acuerdo a los autores señalados, para finales del siglo XIX, el café aportaba cerca de la mitad de todas las ganancias de exportación del país; hacia mediados de la década de 1920, después de la crisis económica y social causada por la Primera Guerra Mundial, el café perfilaba el 80% de las ganancias en el extranjero, y cerca del 90% de las exportaciones del café tenían un destino común: los Estados Unidos. La estratégica ubicación geográfica de Colombia le aseguraba un acceso fácil al mercado estadounidense. La geografía le ofrecía una ventaja sobre otras naciones latinoamericanas en cuanto a la siembra, cultivo y exportación del café, que hizo posible una cultura productiva especial. Los cafetales crecen mejor en climas, templados, comunes en los valles de montaña, sobre todo en la parte occidental del país, en la zona cafetera, Risaralda, Caldas y Quindío. Y así comenzó a conformarse el Paisaje Productivo Cultural Cafetero que sería declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad desde del 2011.
wwwlisandrolopez.blogspot.com

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Dn Lisandro: maravillosa fuente de conocimientos tus excelentes columnas.- En este análisis, por ejemplo, nos ilustraste de manera evidente, clara e inteligible los impactos del familiar cafe sobre nuestra economía.- Muchas gracias por culturizarnos . 0rlando, Fl., 10/8/2020.

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -