14.1 C
Pereira
lunes, julio 22, 2024

El círculo de la pobreza presupuestal en regalías

Es tendencia

- Advertisement -

Walter Benavides Antia
Columnista

Escribía que las Regalías (SGR), aparecen desde el 2009, y que de esa fecha, a diciembre de 2018, la Gobernación de Risaralda, ha ejecutado en proyectos de Inversión, 313 mil millones de pesos, y que su impacto está por verse. Les contaba también que en abril de este año, el gobierno presentó a la Cámara de Representantes, un proyecto de Acto Legislativo, que busca modificar el artículo 361 de la CP, que plantea varios cambios: 1. Mejorar las participaciones a las entidades territoriales, al pasar del 20% al 30% las asignaciones directas. 2. Financiar proyectos de alto impacto regional que contribuyan a la formación bruta de capital (inversión en ladrillo e inversión social) en los territorios. 3. Eliminar los OCADS municipales y departamentales.

4. Focalizar los recursos de regalías en los 5 sectores de mayor impacto en la productividad regional: transporte y logística (PLEC), educación, agua potable, energía, y salud. Frente a la eliminación de los OCADS, explica el gobierno en su exposición de motivos, que en la actualidad los recursos del SGR, son administrados por más de 1.090 OCAD municipales, 6 OCAD regionales y 32 OCAD departamentales, a los que deben trasladarse permanentemente funcionarios del orden nacional y departamental, (en promedio, se realizan 3 sesiones de OCAD de un día, por año), y que los costos de operación de esta nueva estructura burocrática, incluyendo las instancias de control nacional, son superiores a los $350 mil millones al año.

Pero ese problema burocrático, es menor frente a la “dispersión de los recursos en proyectos de bajo impacto”. En promedio, los municipios no productores, han invertido 4 mil millones, en pequeños proyectos de bajo impacto, contrariando la filosofía del sistema que planteó, “grandes proyectos de impacto regional”, además con una muy baja ejecución, pues a nivel nacional, 5,5 billones asignados, permanecen en los bancos. (No faltará quien piense y diga que en Risaralda, no es así). Pero existe otro problema mayor. Para el DNP, los formuladores de los proyectos regionales y municipales, descargan olímpicamente “en otras fuentes”, su funcionamiento y operatividad, no garantizando en la vida real la sostenibilidad de las inversiones. Se configura entonces el círculo de la pobreza presupuestal. La Contraloría de Risaralda, en su informe a la Asamblea (Auditoria Especial a la administración central de la Gobernación de Risaralda (Página 17), resalta, que por SGR se recibieron en 2018, para Funcionamiento, 1.550 millones, (782 millones para el fortalecimiento técnico de la OCAD regional, y 767 millones para la OCAD departamental).

A manera de conclusión. Grandes retos para el próximo gobernador, pues debe resolver al menos tres problemas actuales de los recursos SGR: dispersión de los recursos, bajas ejecuciones, y sostenibilidad de los proyectos ejecutados y en ejecución. Ya veremos que dicen los candidatos.

antia53@gmail.com

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -