18.4 C
Pereira
viernes, junio 14, 2024

EL CELULAR DEL PRESIDENTE.

Es tendencia

“DESATANDO,

PEREIRA TIENE PAPÁ

- Advertisement -

Por: Víctor Zuluaga Gómez

Ya son muchos los países que han tomado la determinación de prohibir el uso de tabletas y celulares en los establecimientos educativos. 

Son muchas las razones que han determinado tal medida. Por ejemplo, dicen los expertos que el uso no controlado de estos aparatos tecnológicos produce un factor negativo que afecta el desarrollo social y conductivo de los niños, especialmente en una etapa en la que la parte frontal del cerebro, donde están las funciones ejecutivas, no se ha desarrollado totalmente. Otro aspecto tiene que ver con el hecho de que los jóvenes están durmiendo menos de lo que necesitan y el uso de tabletas y celulares está relacionado con este fenómeno. Para no hablar del aislamiento que es la puerta de entrada de la depresión y de conductas agresivas.

Y es que el problema no solamente se refiere a la utilización de dichos aparatos en las clases, pues hay también unos espacios muy importantes en los centros educativos, como aquellos espacios en donde realizan su descanso o “recreo”. En los procesos educativos, la parte comunicativa, la manera como se aprende a relacionarse con las personas de su entorno, es vital, y es en el recreo en donde se realiza dicha comunicación, que, si no es bien orientada, se desarrolla el “bulling” o acoso, y se resuelven los conflictos a base de violencia. La presencia de los maestros en estos espacios, repito, es fundamental.

Pero también digamos que el desarrollo tecnológico tiene también aspectos positivos en la medida que por medio de dichos aparatos se puede acceder a una información rica e importante que nos permite eliminar memorizar sin sentido muchos datos y que en el pasado constituían un verdadero dolor de cabeza. Y en el caso de Colombia, en donde hay comunidades educativas en fuertes aislamientos, el acceder a estos desarrollos tecnológicos sería de un beneficio inigualable. 

Entonces digamos que la cuestión no es la de prohibir, sino la de regular, la de encontrar puntos intermedios, que es lo que, en materia política, económica, nos cuesta tanto trabajo.

A propósito, ojalá llegue el momento en que una persona cercana al señor presidente, le diga que no invierta tanto tiempo utilizando su celular para descalificar las autoridades de Israel, a los presidentes de Argentina, del Salvador y a realizar un retorno al pasado para descalificar a todos los presidentes. Menos discursos, menos celular y más espacio para ejecutar.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -