26.9 C
Pereira
sábado, marzo 2, 2024

EL ARQUITECTO DE LA PAZ

Es tendencia

- Advertisement -

Son muchos y significativos los nombres para designar la vida, obra y meritoria carrera de Juan Carlos Henao. Liberal, conciliador, pluralista, carismático y externadista por excelencia. Un gigante del derecho que entendió a temprana edad que la vocación más importante del ser humano es el servicio a la comunidad. Faro en el horizonte en la cimentación de la libertad de pensamiento, la educación laica y secular. Jurista integro, padre ejemplar y el mejor de los negociadores en tiempos de crisis.

Por más de cuatro décadas ejerció su afamada catedra de responsabilidad. Era el macho para llenar auditorios, siempre faltaban sillas y había colados. Su paso por la rectoría que el siempre llamo la casa de estudios, nunca le privo ese contacto directo con los estudiantes. Amaba el derecho, así como también los temas no jurídicos y siempre tenía un apunte final pertinente. Hábil conversador, buen disertador y sobre todo un constructor de paz y defensor de las libertades. 

Presto importantes servicios a la patria como integrante de la Corte Constitucional, ejerciendo la magistratura de presidente en 2009. Cuando el gobierno Santos tenía enredado el tema de los Acuerdos dentro de la negociación con las FARC, buscando un constitucionalista, se acordó de él, nombrándolo delegado y jefe de la misión del gobierno. Sirvió a las partes, toda vez que su objetivo era contribuir a la finalización del viejo conflicto por las graves afectaciones a la vida humana, económica y ambiental del país. De sus estudios y praxis en su amada Francia, surge la JEP y demás componentes como la justicia transicional, la reparación, la reconciliación y la verdad. Estuvo presente el día de la firma de los Acuerdos, como garante para la construcción de una paz estable. Tenía amplio conocimiento de procesos de paz exitosos como los de Irlanda y Sudáfrica.

Liberal en su forma de entender la vida y el derecho, Juan Carlos Henao vivió bajo sus propias reglas. Como él lo dijo en la muerte de su maestro, el rector Hinestroza, “somos como enanos sentados sobre hombros de gigantes”, el jurista Henao es ahora uno de esos gigantes, sobre cuyos hombros podremos ver mejor el horizonte, de una Colombia Justa y equitativa. Buen viaje a la eternidad maestro. Seguro ya está armando grupo para dictar su catedra al lado de los Hinestroza, Bejarano y Umaña. 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -