22.5 C
Pereira
miércoles, febrero 28, 2024

?Econom?a naranja o roja?

Es tendencia

- Advertisement -

Ernesto Zuluaga

Columnista

Hay s?ntomas preocupantes en la econom?a colombiana. La inversi?n extranjera en el mes de enero disminuy? en un 44% en relaci?n con el año pasado circunstancia que podráa atribuirse a la desconfianza que el mundo vuelve a sentir con los m?ltiples hechos violentos que azotan al pa?s y con los evidentes traspi?s de los acuerdos de paz alcanzados por el gobierno anterior. Es el previsible precio de la decisi?n política que los colombianos tomaron en las pasadas elecciones presidenciales.

 

De otra parte, el precio del caf? ha descendido por debajo del d?lar por libra y amenaza con arruinar a más de medio mill?n de familias que viven, o mejor sobreviven, con este rengl?n. Una situaci?n impredecible que obedece al desenvolvimiento de la econom?a mundial pero que le agrega una dosis de pesimismo al panorama. La tasa de cambio se situ? alrededor de los $3100 por d?lar y todos los analistas coinciden en que no va a bajar. En consecuencia caer?n nuestras exportaciones y como los indicios que se tienen sobre el precio del petr?leo son de tendencia a la baja la econom?a colombiana tendrá un elemento adicional para la crisis que se asoma.

 

Existen otros ingredientes peligrosos: la ley de financiamiento solo alcanz? para que las expectativas de crecimiento de los ingresos sea de 7,5 billones de pesos frente a los 14 que se requer?an pero a ello hay que agregarle que las disminuciones en los recaudos del impuesto de renta por cuenta de las reducciones que el gobierno le har? a las 10.000 empresas más grandes del pa?s agravar? la situaci?n fiscal. La tarifa general aplicable a las sociedades nacionales y sus asimiladas pasar? de manera gradual de un 33 % a un 30 % a partir del año gravable 2019 y hasta el 2022. Se busca la reactivaci?n econ?mica del pa?s quit?ndole cargas tributarias a los mayores generadores de empleo pero recordemos que esto no sucedi? cuando ?con el mismo criterio? se recortaron hace diez años las horas extras, nocturnos y dominicales a todos los trabajadores colombianos para aliviar las cargas laborales de los empleadores.

 

El desempleo subi? al 9,7% en el mes de enero, tres puntos por encima del ?ndice del 2018 y el crecimiento del salario m?nimo en un porcentaje del 7%, muy por encima del ?ndice de precios al consumidor que fue del 3,1%, es un justo desquite para los trabajadores pero un inmenso reto para los empresarios y para la econom?a misma que tendrá que crecer a niveles más altos para soportar el impacto en los costos de producci?n.

 

La industria de la construcción también vive su crisis. Los interesados en comprar vivienda nueva con precios entre 105 millones y 340 millones de pesos ya no recibir?n el subsidio a la tasa de inter?s de acuerdo con la resoluci?n 4929 de 2018, expedida por el Ministerio de Hacienda. Se prev? que como consecuencia de esta medida el mercado de vivienda de la clase media colombiana caer? en un 15%. Y por ?ltimo hay que mencionar que los empresarios nacionales contin?an agobiados con la competencia ?china? y el contrabando. Definitivamente estamos en crisis.

 

Criticar al gobierno actual conlleva el riesgo de ser bautizado como ?mamerto?, calificativo que tendrá que asumir al expresar que el papel de redentores frente al problema venezolano es un sofisma de distracci?n para desviar la atenci?n hacia escenarios balad?es pero peligrosos. Con una popularidad resquebrajada el nacionalismo aparece siempre como una opci?n salvadora. Es la misma estrategia de Maduro, de Ch?vez y de los gobiernos mediocres cuando las cosas van mal.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -