17.4 C
Pereira
jueves, junio 13, 2024

Dosquebradas tiene cura

Es tendencia

ÁRBOLES

¿Pecar me hace malo?

- Advertisement -

Otoniel Arango Collazos
Columnista

Es una verdad tan grande como una catedral, que al municipio de Dosquebradas como a otros del Departamento, la ha invadido el cáncer de la corrupción y prueba fehaciente de ello es la captura del primer mandatario y otros funcionarios de primera línea que hoy andan tras las rejas por cuenta de elementos materiales probatorios que llevaron a los jueces de la República a tomar tan drásticas medidas y las que faltan según se rumora en los mentideros políticos y que anunciara el entonces director de fiscalías Jorge Mario Trejos, a quien curiosamente relevaron cuando más golpes estaba dando contra la corrupción.

Como se titulara en algún medio local, en Dosquebradas la corrupción no respeta ni a los muertos, pues se aprovechan de los fallecidos para facturar dos veces los ataúdes por ejemplo o le han pagado a una funeraria los ataúdes que ya había proveído otra funeraria; son muchos los cómplices de la administración en los desafueros que se cometen, se habla de componendas para ampliar las zonas donde se pueden construir conjuntos residenciales con pagos en especie. Alguna concejal fue condenada hace algunos años por estafar a la comunidad con planes inexistentes de vivienda. En fin, son tantos los casos de corrupción del ejecutivo y demás órganos de la administración municipal, que se requeriría de un tratado para sacar a la luz pública tanta podredumbre.
A todas estas, la personería municipal ejercida por cierto candidato, no dijo esta boca es mía para ponerle coto a tan gigante problema y ahora en campaña nos viene a hablar de la lucha contra la corrupción, como si tuviera autoridad moral para ello.

La política en Dosquebradas se ha manejado a punta de mercados, de tejas, de dinero en efectivo para comprar conciencias y el pueblo tonto no se da cuenta que lo que quieren los politiqueros de oficio, es mantenerlos en un estado permanente de pobreza tal, que el ofrecimiento de un mercado sea como ganarse el baloto. Otros no reciben mercados, pero si las órdenes de ciertas comunidades religiosas que solo quieren apostarle al “ganador” sin que importe la ideología o los valores éticos y morales. Por todo lo anterior, es que la comunidad debe abrir muy bien sus ojos y analizar propuestas serias como las del padre Óscar Gutierrez quien, en llave con Eduardo Cardona Mora a la Gobernación, hacen un dúo decente, sin cola de corruptos que les pisen, porque a pesar de la grave enfermedad que sufre el municipio, Dosquebradas tiene cura. Un feliz día y mucha prosperidad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -