20.1 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

¿Dónde está Dios en el medio de esta pandemia? Segunda parte

Es tendencia

- Advertisement -

Padre Pacho

Columnista

En un primer momento nos preguntamos cómo podríamos explicar desde la razón y la fe, lo que esta pasando con esta coyuntura que vive el mundo por la pandemia. Hablábamos de una primera realidad frente al sufrimiento y el mal en el mundo, que, aunque continúa siendo un enigma, la naturaleza en si misma tiene sus leyes y sus limites y un mal metafísico, no como una deficiencia sino como una eficiencia, que acoge el hombre en su propio corazón.

En este tiempo de pandemia afloran muchos problemas económicos y de salud, pero también surgen problemas de orden teológico o religioso. Para algunos el silencio de Dios, agrava las dudas de ¿Dónde está Dios?

Un Dios que está presente en el mismo misterio del sufrimiento y el dolor, en el que muere, en el profesional de la salud, que se encuentra en primera línea con las víctimas de la pandemia, en el científico, en el que reza, en una tierra herida que todos debemos cuidar, y siempre respetar.

El Dios cristiano, acompaña y nunca abandona el sufrimiento humano, sin embargo, no está a su amaño cambiar la realidad, como a nosotros nos parezca. El Dios cristiano, ya ofreció una respuesta al sufrimiento, abrazándolo él mismo, a una cruz. Un Dios que por amor se vuelve vulnerable libremente, abriendo un espacio de libertad para ser acogido o rechazado. La paradoja de un Dios todopoderoso, que no aplasta con su poder, sino con un infinito amor, que escapa en su mismo misterio. Un Dios que ni programa el futuro, ni decide por nosotros. Un Dios que permite, aunque no lo quiera. 

Toda crisis es siempre una oportunidad para crecer, y Dios permite algunas pruebas o “males” para sacar de ellos un bien superior, como dice Tomas de Aquino. Nadie por ser ateo o creyente, tiene asegurado que le vaya mejor, todos por igual sufrimos y morimos. La diferencia para la persona de fe, es que, aunque todo parezca oscuro, siempre hay una luz que ilumina ese dolor, y un mal que nunca tendrá la última palabra, ya que siempre habrá una aurora eterna y primaveral.

¿Hacia dónde mirar? ¿Qué nos depara el futuro incierto? ¿Qué es lo que realmente queremos hacer con nuestra vida? ¿Bajo qué claves humanas y racionales se puede explicar lo que pasa?

Continuara…

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -