Tumbar a Duque, el plan de Petro incendiando el país

Alvaro Ramírez González

Columnista

Quien ama a su país no convoca para su destrucción!”. Los hechos de los últimos dos días y de las 180 marchas que le han fabricado a Duque desde el mismo día que llegó al poder, van mostrando que el plan de Petro, la Colombia Humana, y sus partidos aliados de la izquierda buscan, hacerle ingobernable el país al presidente, bien para tumbarlo, bien para ganar en el caos y el descontento, las próximas elecciones.

El “paquetazo Duque”, que le vendieron a los despistados jóvenes marchantes, no existe. No hay reforma laboral, ni pauperización del salario, ni aumento de la edad para pensionarse, ni mucho menos el cierre de Colpensiones. Los estudiantes conciliaron con Duque un presupuesto para educación sin antecedentes por lo generoso.

Duque ha sido mucho más diligente que el gobierno anterior y el asesinato de líderes sociales bajo al 50%. Los indígenas no dejan ingresar a la fuerza pública y los narcos están matando sus líderes, en sus territorios autónomos.

¡No hay tal “paquetazo”! Fue un empaque en el que Petro y sus aliados envolvieron sus verdaderas intenciones: no dejar gobernar a Duque.

“Tendremos la gente en las calles todos los días para no dejar gobernar a este presidente burgués”, sentenció el senador de la Colombia Humana, Gustavo Bolívar. ¡Clarito!

Somos 48 millones de colombianos, de los cuales 10.300.000 elegimos a Duque y Petro utilizando a 130.000 marchantes como idiotas útiles, propicia la aparición de 5000 vándalos que han cometido el espectáculo de destrucción y salvajismo tan bestial que va desde la destrucción total de estaciones de Transmilenio y el Mío de Cali, hasta el saqueo y la destrucción de 100 almacenes en Cali y la Alcaldía de Facatativá, hasta la incursión de hordas de vándalos en apartamentos y casas de familia para el saqueo, el robo y la destrucción.

Para mi está claro el panorama. Clarísimo. Duque deberá rodearse de los partidos políticos y fortalecer su fuerza en el Congreso. Deberá revaluar todo su gabinete. Y tomar el toro por los cuernos. Las marchas son el empaque del terrorismo.

En manos de Duque esta permitir que Petro con un libreto de mentiras y unas minorías terroristas arruine su Gobierno. Un gobierno con un fuerte respaldo político en el Congreso puede enfrentar esa andanada izquierdista y terrorista.

El toque de queda y si es preciso el Estado de Conmoción son herramientas muy fuertes que le conceden al Presidente facultades especiales de conmoción o guerra, para tomar decisiones equivalentes, por decretos de conmoción. Duque no puede permitir que un perdedor como Petro, con mentiras y terrorismo, le arruine un mandato que puede terminar muy bien.

Sobremesa. Duque los sábados desde el primer día asiste a las provincias a sus talleres “Construyendo país”, que sientan al Gobierno Central con muchos alcaldes y su gobernador. Allí se identifican problemas, necesidades y se planean las soluciones e inversiones. Eso se llama  “diálogo social!”

alragonz@yahoo.es