Tecnología, muchos hablan pero…

Julián Cárdenas Correa

Columnista

No entiendo cómo el gobierno de la economía naranja permite que se bloquee la operación de Uber en el país. Muchos uribistas jóvenes, que los hay, en campaña de Duque a la presidencia destacaban su liderazgo y autoridad en temas de innovación, y vislumbravan entonces su convicción para apoyar las iniciativas y startups tecnológicas. Supongo que será esta una nueva decepción, a las que ya nos tiene acostumbrados este gobierno. Creo que es obvio que los más perjudicados son los usuarios.

Podríamos especular que si los gremios, por ejemplo, el hotelero, ejercieran el nivel de presión e influencia que ejerce el gremio de los taxistas, entonces se proscribiría la operación de Airbnb, por mencionar sólo un caso adicional.

Y es que hablando de tecnología pareciera que tenemos una especie de disonancia cognitiva. Todos hablamos de ello. Muchos llevan en sus muñecas relojes inteligentes (Aunque no exploten más allá del aviso de llamadas o mensajes), otros tantos smartphones de última tecnología o portátiles y tabletas; sin mencionar las decenas de dispositivos adicionales que aparecen en las listas de compras, pero que no se explotan con todas las bondades que representan para los seres humanos.

Mucho es sólo moda, sólo apariencia. Muchos se limitan a usar redes sociales a través de todos sus dispositivos y no se ruborizan al juzgarse a si mismos como proclives al uso de la tecnología. Ni qué decir de los que osan hablar de Pereira como ciudad inteligente…

Y hablando de esto, desdice mucho de la alcaldía, digamos de la anterior, pues la nueva lleva poco más de una semana en pleno ejercicio; su página web. Es pobre, poco amigable, cero dinámica y absolutamente desactualizada la página de la Alcaldía de Pereira.

En algunas secretarías y en algunas noticias aún aparecen avisos de 2018, si, de dos años¡ Tomarse selfies y grabar videos no es ser usuario de la tecnología, es simplemente aprovechar la banalización de la comunicación.

Es por esto que resulta paradójico que mandatarios jóvenes, que casi son nativos digitales, no ordenen primero su casa y tengan una página que permita no sólo el contacto con el ciudadano de manera honesta y transparente, sino que tengan noticias y contenido interesante para los pereiranos.y demás usuarios que deseen información de lo que sucede en la ciudad, por lo menos lo relacionado con la administración.

Para la muestra un botón. Más allá de un grupo de Facebook de amigos de la vía activa, nunca sabemos los pereiranos cuándo se cierra la vía activa. No tenemos una fuente de la administración en donde se avise cuándo se cierra. Nos toca adivinar: Cuándo hay derrumbes en alguna vía, cuándo es Domingo de Ramos, cuándo es Domingo de Resurrección, cuándo hay elecciones, o cuándo es día de la madre o día del padre; o cuándo hay plan retorno, o cuándo es temporada navideña, o en enero por vacaciones. En fin, un ejemplo sencillo de la falta de comunicación de quienes se ufanan de ser amantes de la tecnología.