Oasis

17

Columnista

Dicen que el águila tiene una gran longevidad y a veces llega a vivir hasta 70 años.

  Pero para llegar a esa edad, a los 40 años de vida tiene que tomar una seria decisión.

  A los cuarenta, con sus uñas curvas y flexibles, no puede agarrar las presas de las que se alimenta.

  Su pico alargado y puntiagudo, también se curva y las alas están envejecidas y pesadas por las gruesas plumas. 

¡Volar es ahora muy difícil y el águila tiene sólo dos alternativas: Morir o hacer un doloroso proceso de renovación de 150 días.

  Vuela a lo alto de una montaña, se refugia en un nido y golpea algo duro con su pico hasta arrancárselo.

  Espera que nazca un nuevo pico con el cual después se arranca sus viejas uñas y también se desprende de sus viejas plumas.

  Después de cinco meses sale victoriosa para su famoso vuelo de renovación y de revivir. Entonces dispone de 30 años más. Tú ¿qué quieres hacer para renovarte?