Nuevas letras para la cultura

Ramiro Tabares Idárraga
Columnista

La aparición de un nuevo libro en el escenario regional tiene la pretensión de enriquecer las bibliotecas, como testimonio de creación de una generación de escritores y artistas que le han apostado a la producción de obras en diversos géneros. Bajo este emblema puede catalogarse y clasificarse la última obra de Jair Loaza Duque.
La primera impresión que se tiene al ver la obra es que se trata de un libro-arte donde no posee demarcaciones disciplinares, negándose a delimitar sus fronteras y trazar caminos específicos que determinen su producción.
Por ello, intentar clasificar, etiquetar, ordenar la gran variedad de libros de artistas, es una tarea compleja, pero esta hibridez e indeterminación plástica propicia la creatividad y da libertad a los artistas en la creación de la obra, encontrándose diferencias entre libro de edición común y libro de artista.
Este libro Color Tango abrazo poético colombo-argentino, es un recorrido por ese mundo mágico de la utopía y la metáfora. Como lo dice el autor en la presentación del texto es importante la comunicación cultural entre pueblos hermanos; y mucho más cuando han sido vidas paralelas entre luchas y triunfos, derrotas y éxitos; luces y sombras de países con un rico ancestro prehispánico.

Jair Loaiza Duque, lleva años apostándole con éxito a la filantropía. De manera altruista, ha definido  una hoja de ruta para visibilizar no solo sus obras en la pintura, la poesía y la gestión cultural; sino que le ha alcanzado para generar nuevos espacios por y para el arte.
Cuando dirigí de manera exitosa la biblioteca pública municipal RCM apoyé muchas de sus iniciativas ya que era consistente que la cultura como expresión de civilidad necesita más apoyo de parte del Estado.

Después de una meritoria vida  pública; nuestro amigo, el artista, el poeta, el tanguero ha recorrido el continente llevando el mensaje de pueblos hermanos entorno a unos valores que nos dan identidad como pueblos sobre vivientes al genocidio hispano.
Hay una atmósfera de comunicación entre países, donde las fronteras impuestas por el capitalismo pueden desvanecerse al ritmo de un poema, una exposición de pinturas y porque no al calor de un vino o mate y de fondo  esa dulce danza llena de nostalgia y arrabal llamada tango.

La Gobernación debe tener como meta la edición de una antología de escritores risaralnses para visibilizar su trabajo, llevándolos a ferias del libro y donándolo a instituciones educativas para ser trabajados entre docentes y estudiantes; así se apoya la cultura.

Deja un comentario