Mirador Cubano

Jhon Jairo Ramírez Alviz

Columnista

Atendí la cordial invitación de ingenieros de la Empresa de Desarrollo Urbano de Pereira, recorriendo -centímetro a centímetro- el Parque “Guadalupe Zapata” para enterarnos de falencias y problemáticas que allí se viven. Demasiados problemas que afectan al mejor sitio de turismo social del Eje Cafetero.

Recordamos que el alcalde, doctor Carlos Alberto Maya López, en el fragor de su campaña prometió realizar una intervención y modernización del sector; especialmente en la recuperación de las fuentes acuíferas, los baños públicos, la construcción de una cancha sintética y una de voleibol, para brindar seguridad, estimular a la juventud en la práctica de deportes y alejar a muchas personas del tenebroso infierno de las drogas.

Evidenciamos el desbordado aumento de cambalacheros, vendedores ambulantes y puestos de fritanga al frente del Templo San Francisco de Asís que impiden la libre movilización de los transeúntes.

Con las diferentes actividades culturales que venimos realizando los domingos en horas de la tarde, hemos logrado posicionar al Parque Guadalupe Zapata como el mejor del Triángulo de Oro en la modalidad de turismo social-comunitario.

Sin lugar a dudas, la “Ciudadela Cuba” es un “diamante en bruto”, en pleno desarrollo; tal vez sea “la joya de la corona” para muchos políticos que la explotan con el mayor aporte de votos en sus aspiraciones. ¡Pero qué tristeza!.. los mismos deudores sociales que hoy la tienen en el olvido, enterrada en dos décadas de atraso.

Son 160 mil habitantes que representan la zona más poblada de la capital risaraldense. Aquí, el comercio es pujante, los servicios y la ubicación preferencial son atractivos que, unidos al excelente clima, han propiciado el aterrizaje de urbanizadores que dejan a un lado las reglas mínimas de planificación adecuada. A este desacierto, se agregan las salvajes actividades de los invasores para ofrecer techos a los desplazados y a los hermanos venezolanos, creando asentamientos subnormales.

Con los ingenieros concluimos que con el concurso efectivo de la actual administración,  “La Ciudadela Cuba” -en poco tiempo- presentará una cara más amable y atractiva.