Más sobre el aeropuerto

Jaime Cortés Díaz

Columnista

Gracias a una invitación del gerente del Aeropuerto, Mauro Correa Osorio, varios empresarios y dirigentes gremiales tuvieron la oportunidad de conocer directamente el estado y desarrollo de las obras del Terminal que se levanta con esplendor para brindar un servicio, como se diría en el lenguaje de la actividad, a toda altura para los viajeros y para elevar la imagen de la ciudad. Y no es cuestión menor. Pereira moviliza 2 millones de pasajeros al año y con este nuevo edificio quedará habilitada para 5 millones ya que se levanta en un área de 22.500 m², dotada con tecnología de última generación y su inversión está por el orden de los $150 mil millones. Los directivos han previsto hacer una preinauguración el próximo 27, esperando contar con la adaptación funcional suficiente en algunas obras y acabados.

Los agremiados a los entes de la economía y de la academia, han pedido a los constructores que las salas de espera sean lo suficientemente cómodas y agradables para los usuarios, teniendo en cuenta que son los destinatarios de los servicios aeroportuarios.

El inmueble  de 5 niveles empieza en el área de los aparcaderos, tiene un primer piso amplio, una pasarela intermedia donde llega la gente en distintos vuelos. Después un segundo piso en el cual se puede hacer el chequeo para ingresar a las salas de abordaje y posteriormente un sitio de comidas para 500 personas sentadas, 10 restaurantes autoservicio y 2 a manteles. Son aproximadamente 50 locales comerciales incluyendo los de alimentación. Contará con 8 escaleras eléctricas y 8 ascensores, algunos ya instaladas.

Sobre el actual edificio aun en funcionamiento, cuenta el Gerente indica que  “se va a demoler y el espacio será utilizado como plataforma para aparcar aviones: dos de tipo A320, o uno, A321”.

El aeródromo tiene carácter regional dirigido a una amplia población de varios departamentos y a la conectividad con todo el país; el Plan Maestro Aeroportuario 2018 permitirá llegar directamente a Centro América, Cancún, Ecuador y Perú. En el momento hay vuelo directo a Miami, Panamá y es una perspectiva cierta  la apertura de nuevas rutas a Estados Unidos y otras naciones.

Hay un trabajo de gestión y vigilancia por parte de la Junta directiva en la que se encuentra representado el sector privado, siendo uno de ellos el Ingeniero Jaime Aristizábal Arango quien, junto con el Comité Intergremial, ha venido propendiendo para que esta majestuosa obra se complemente con los distintos accesos necesarios para la comodidad y funcionabilidad se exige. Gracias a ello, se ha invertido en la doble calzada que va desde el ILS (sector de la entrada oriental) que llega a una glorieta que se hizo en la zona del cementerio Prados de Paz, la cantidad de $22 mil millones. En sesión reciente de la Andi, a la cual asistió el alcalde electo Carlos Maya López, éste manifestó allí la voluntad de la nueva Administración para continuar con obras aledañas que mejoren movilidad y llegada oportuna, teniendo en cuenta recursos que por acción de la APP, los constructores retornarán al municipio.

Para concluir, es bueno anotar que la decisión que tomó en su momento el alcalde Juan Pablo Gallo Maya, con el respaldo de dirigentes, empresarios, gremios y otras organizaciones, optó por la figura de la Asociación Público Privada (APP) para la construcción de este acontecimiento histórico de la ciudad que, por su complejidad y compartimentos especializados, no se hubiere adelantado en el tiempo que hoy ostenta el gran proyecto arquitectónico de Juan Carlos de León. Lo mismo puede decirse de la parte presupuestal que con seguridad se hubiese disparado en otra modalidad contractual. El momento, en buena hora, le da la razón al burgomaestre en esa toma de decisión.

***

Por motivo de las festividades de fin de año esta columna reaparecerá el 19 de enero.