La grandes apuestas del alcalde Maya

Fabio Castaño Molina
Columnista

Pisando firme y dando un ejemplo que para muchos no es fácil de creer, el alcalde de Pereira, Carlos Alberto Maya, anunció el pasado martes, muy al estilo de su antecesor, los principales retos que se impondrá para los primeros cien días de gobierno, y las que serán también sus prioridades durante el primero de los cuatro años que estará al frente de los destinos de la ciudad.

El ejemplo se propone darlo no solo él, sino todos los funcionarios de su equipo de gobierno e incluso los concejales que no serán privilegiados con permisos especiales para cumplir con las restricciones del pico y placa impuesto para el centro de la ciudad.  Aseguró Maya que su vehículo personal no podrá transitar los días viernes, y que por ende llegará a su oficina en taxi, bicicleta, patineta, o en últimas en el carro de un amigo que no tenga la restricción ese día.    Explicó que es una forma de contribuir a bajar el alto flujo vehicular y poner en cintura a la gran cantidad de vehículos que hoy gozan de permisos especiales para transitar sin acatar la norma, pues ya serán muy pocos los que gocen de ese privilegio.

El mandatario sorprendió además con la noticia de que se propone establecer de manera permanente el horario de jornada continua para toda la administración como mecanismo orientado a bajar el flujo vehicular en las horas pico. 

Como si fuera poco, nos acabó de sorprender afirmativamente al ratificar que no echará mano de la figura del cobro de valorización para ejecutar en su primer año de gobierno obras y programas que tendrán una inversión cercana a los 800 mil millones de pesos. Entre sus propuestas anunció la construcción  de numerosas conexiones viales como las que comunicarán el sector de Mercasa con el sector de Cerritos;  el sector de la Universidad Cooperativa con el barrio los Alamos; la rehabilitación de las calzadas de las Avenidas 30 de Agosto y Juan B. Gutiérrez; la nueva vía de acceso al aeropuerto Matecaña, así como la del barrio San Nicolás.  A lo anterior, agregarle la adquisición de cámaras de seguridad de avanzada tecnología; la reapertura de los centros de salud del Corregimiento de Morelia y San Joaquín,  la construcción de la nueva pista de atletismo, nuevos equipos de seguridad para el aeropuerto, más becas para la universidad de Cuba, y el patrocinio que pretende darle al deportivo Pereira, ahora que retornó al torneo de la A, para que luzca en la camiseta el nombre  del Bioparque Ukumarí.  Buenísimas e increíbles, las intenciones del mandatario. ¡Ojalá se le cumplan todas!