Invasiones S.A.

Alvaro Rodríguez H.

Columnista

Una de las grandes dificultades que tiene hoy Pereira y deben ser reflejo de realidades, de respuestas, es el de las invasiones. En muchos sectores se está construyendo sin licencia.

Capítulo especial merece en el plan de desarrollo que se discute.

Planeación, ordenando el territorio. Gestión Inmobiliaria, atendiendo los desmanes, lo que ocurre. Por todo el territorio aparecen construcciones ilegales, toma de terrenos públicos y privados y una densificación absurda que ya está creando dificultades en muchas zonas por los servicios públicos por atender.

Caso concreto la vía a Villa Verde, sectores de El Poblado, Rocío Alto, ascenso hacia a Armenia, a escasos 5 minutos del centro. Lo que acontece en un amplio sector de Villa Santana, merece cuidado.

Control Físico es un desastre. Merece tener mejor cuidado y mayor dotación técnica y humana. No hay control. Cuando existe de sobra, obligaciones de ley.

Lo que se registra hoy en sectores urbano y rural de Pereira, es de miedo. Crecen factores de informalidad, crisis y violencia.

Las antiguas franjas del Ferrocarril, son una fiesta.

A ello, agréguele, la construcción sobre terrenos no aptos que han invadido la ciudad.

De acuerdo con cifras de la entidad Gestora de Riesgo, cerca de 10 mil viviendas deben ser evacuadas. Están en sitios con riesgo mitigable, otro considerable número. Ni qué decir las que han sido levantadas sobre terrenos no aptos que han crecido en cifras desproporcionadas.

Comprobado está y lo que acontece hoy es prueba de la afirmación: recursos para emergencia, no existen por más “papeles que vengan y vayan”. Por razones de incertidumbre al calor de la tragedia.

A todas estas, el Concejo de Pereira sigue mirando para los costados, eludiendo responsabilidades y sin asumir un papel digno y de vigilancia. Hay que prevenir el riesgo para no atender el desastre, como acontece. Las normas de sismorresistencia, están sobre el papel. Las invasiones S.A. crecen. Pereira es un cuadro de invasiones.