Escampavía. El informe del contralor

Juan Guillermo Ángel Mejía

Columnista

En respuesta a la denuncia presentada por el concejal Carlos Alfredo Croswaite, el Contralor General de la República ordenó una inspección a la Cámara de Comercio, visita que selecciónó una muestra del 26 % de los eventos denunciados y se dedicó solamente a aquellos realizados con recursos públicos, en esos eventos  encontró trece hallazgos de carácter administrativo en los cuales: “se evidenciaron debilidades en el diseño, aplicación y seguimiento de los controles establecidos en el procedimiento interno”.

Llama la atención que los hallazgos se refieren a compras de elementos de uso personal (hallazgo 3 del informe de la Contraloría) o al hecho de: “no se encontraron documentos suficientes que soporten las actividades para los siguientes viajes al exterior: Las Vegas, Dubai, Frankfurt, Mexico y Estados Unidos” (hallazgo 4 del informe), también encontró que “se evidenció que el procedimiento para el manejo de anticipos, solicitud de tiquetes y legalización de gastos de viaje es ambiguo, incompleto y presenta debilidades e inconsistencias por cuanto se reconocen en la legalización de los gastos y anticipos que no estaban autorizados de acuerdo con el procedimiento” también destaca que “se evidenció que el expresidente ejecutivo no cumplía con el tèrmino de 5 días hábiles ……. Para la legalización de los gastos de viaje” y para no abusar del lector mencionemos que: “no se observó el detalle individual por concepto de gastos de taxi”.

Destaca la contraloría como del viaje a Cancún se presentó el detalle con cuatro meses atraso, a Torino Italia con cinco meses, a Las Vegas seis meses, y así sucesivamente. Así mismo menciona que no hay detalles de los pagos por concepto de taxis e ilustra lo dicho como, adicional a los hoteles, pasajes y los 250 Euros o Dólares diarios de gastos de viaje, aparecen sin justificación taxis en Frankfurt por $ 1.302.000.oo, a Leon México por $ 1.129.000.00 a Las Vegas por $ 924.000.00, en Estambul taxis por $ 1.392.000.00 curiosamente en Las Vegas encontró la misma Contraloría cómo a pesar del gasto en taxis hay que sumarle $ 947.379.oo por concepto de renta de auto, a Leon México sumarle $ 914.468, para solo mencionar pequeños apartes del informe en cuestión.

Llama la atención sobre los gastos irregulares que se reintegraron, de los avances en efectivo que también debieron reintegrarse, del anormal incremento del sueldo del director ejecutivo, de 12.800.000 de salario integral a24.249.000 de salario con prestaciones “ sin que se evidencie estudio y análisis para fijar el porcentaje de aumento y el cambio de modalidad así como la justificaciòn de méritos ….”  Y destaca la misma contraloría cómo se autorizaron bonificaciones por valor de $ 768.721,016 y un beneficio extralegal de sueldo y medio para el director, y las “órdenes de compra con un miembro de la junta directiva por concepto de servicios de restaurante por $ 46.116.052” y se deja para posterior análisis los contratos con GHL y World Trade Center.

Los Delegados del señor Presidente de la República y el miembro de junta electo con el mayor número de votos solicitaron una auditoría privada que mirara tanto los gastos públicos como privados, propuesta que fuera negada en una votación de 5 votos en contra y 4 votos a favor, el informe de la Contraloría levanta la enjalma para mostrar las dolamas y es una clara advertencia tanto a la junta directiva como al director ejecutivo, razón por la cual el comunicado de prensa del director reclamando que nada pasó y que todo lo actuado es un ejemplo de buen manejo es una buena estrategia publicitaria para cambiar el sentido de una auditoría seria y prudente como la que realizó el CGR, y un llamado a revisar lo mal actuado y elaborar mecanismos de control que impidan que se repita lo que no tiene presentaciòn.