Eliminación del “Pico y Placa” de taxis

Marta Elena Bedoya Rendón

Columnista

Bienvenida y lógica la propuesta que será presentada al alcalde de la ciudad, por los conductores, dueños y los representantes de las empresas de taxis, en la cual, se solicitará la eliminación del “Pico y Placa” para taxis en la ciudad de Pereira, con el argumento de aumentar la oferta de  taxis en el Área Metropolitana y de esta forma mejorar el servicio a los usuarios. (https://caracol.com.co/emisora/2020/01/14/pereira/1579000631_083404.html)

 

En alguna columna anterior nos referíamos al decreto de “Pico y Placa”,  medida restrictiva de un servicio público como lo es el transporte y que por ley debe garantizarse al usuario, y, no unilateralmente restringir el servicio por decreto como una herramienta de regulación a la movilidad.

 

En ese entonces, proponíamos que una  medida de esta naturaleza debería soportarse en estudios y análisis de su viabilidad con seguimiento periódico; análisis del impacto en la movilidad y estudio de los flujos  vehiculares  en los periodos aplicados; la efectividad de la medida en el tiempo; la oferta en transporte informal  y el  impacto en la demanda; aplicación de otras medidas como el flujo y contraflujo; cambio en la frecuencia de semáforos. La realidad es otra, simplemente se decreta y punto.

 

Como lo señalaba a un medio de comunicación,  el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Taxis en Risaralda (Aprotaris), hay 2696 vehículos amarillos en esta zona, sin embargo, más de 300 dejan de circular diariamente por el decreto del “Pico y Placa”,   pero que en el caso nuestro, la restricción es para toda la ciudad y limitación horaria desde las cinco de la mañana hasta las tres de la mañana del otro día, lo que estaría llevando a que se pierdan más de 45 mil servicios al mes y como consecuencia de tal situación, una demanda insatisfecha que acude de cualquier forma a solucionar su transporte, acudiendo al transporte informal, a las distintas plataformas tecnológicas que han incursionado exitosamente en el mercado, precisamente ante la ausencia de garantizar un buen servicio público y frente a las cuales se piden medidas como las de la salida de “Uber” y prontamente de las otras modalidades de prestación del servicio.

 

Consideramos además que debería revisarse la congelación de cupos existente desde hace más de 30 años y con ello la limitación la oferta de taxis. En estos treinta años la población cambió en número y con ello otras demandas de sus habitantes, sin embargo, continuamos con el mismo parque automotor y en consecuencia el crecimiento del transporte informal en todas las modalidades. No sólo es decretar el “Pico y Placa”.

1 comentario en “Eliminación del “Pico y Placa” de taxis”

  1. Que propuesta ilógica. Aunque sin pica y placa los taxistas van descansar unos días cada mes, por lo menos se son responsables o tienen padrones responsables. Entonces el numero de taxis en circulación solo puede aumentar, si los taxistas renuncian a sus días libres. Simple matemática – nada mas.

Los comentarios están cerrados.