El turismo deportivo y su inmenso aporte a nuestra economía

Fabio Castaño Molina
Columnista

Terminó con buen balance en materia de ocupación hotelera la temporada vacacional de fin y nuevo para las capitales del eje cafetero y algunos de sus pueblos de encanto como Salento, Filandia y Santa Rosa de Cabal.  Sin duda la temporada de verano, nuestros parques temáticos y la muy buena fama de la Feria de Manizales, tuvieron un aporte sustancial en el gran flujo de visitantes que llegaron a la zona. Pero lo mejor es que la buena racha para nuestros hoteles, el transporte aéreo y terrestre, el sector gastronómico e incluso los parques temáticos de la región como el Bioparque Ukumarí, Panaca, el Parque del Café y Termales de Rosa, no termina gracias al inmenso desfile de visitantes que nos deja por estos días el turismo deportivo por efecto del torneo preolímpico juvenil de fútbol que tiene como sede principal a Pereira y Armenia, y que arrastra a miles de hinchas que desde diferentes zonas del país llegaron  a respaldar a nuestra selección nacional como protagonista principal del torneo, pues no es solo la anfitriona sino una de las favoritas, por su nivel técnico,  en obtener uno de los dos cupos disponibles para hacer parte del selecto grupo de países que participaran en los Juegos Olímpicos de Japón este año 2020. Detrás del río de hinchas que llegan desde otras regiones del país y de las numerosas delegaciones de jugadores y equipos técnicos, hay que sumar el contingente de periodistas nacionales e internacionales, directivos y asesores de la Conmebol, los árbitros, equipos logísticos   así como  familiares y amigos de muchos jugadores, que sumados todos, representan una cifra importante de huéspedes que se están alojando en nuestros mejores establecimientos hoteleros de la zona y por ende generando empleo e  irrigando importantes dividendos a nuestra economía.  Un precedente muy halagador que se volverá a repetir al menos dos veces al mes, aunque en menor grado, con el arribo del deportivo Pereira al torneo de la A y que debemos aprovechar al máximo siendo aún más competitivos con la calidad del servicio y las tarifas que se ofrecen. Y mucho más halagador aún, cuando sabemos el reto grande que tendrá la ciudad al convertirse en una de las subsedes de los juegos deportivos nacionales de 2023. Vale la pena dar las gracias a los dirigentes nuestros que en su momento postularon a la ciudad como sede del Preolímpico de Fútbol y de los futuros juegos nacionales. ¡Inmenso aporte el que la hacen a la zona con el impulso del turismo deportivo!