El Peaje Cerritos II

Marta Elena Bedoya Rendón

Columnista

Ha sido claro el señor gobernador Víctor Manuel Tamayo, al manifestar su posición de desacuerdo ante el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Manuel Felipe Gutiérrez y delegados de los gremios, frente a la decisión de entregar la concesión del peaje Cerritos a un privado por más de 30 años, resultado del proceso de concertación llevado a cabo entre la administración saliente, y, el para ese entonces Viceministro de Infraestructura, en la misma persona de Manuel Gutiérrez, representantes de los gremios de Risaralda y del Valle y congresistas, entre otros.

Ha señalado el señor gobernador “que la concesión de este peaje podría estar administrado por Risaralda, beneficiando a la región con proyectos de infraestructura” y puso como modelo al departamento de Santander que ya ha implementado dicha estrategia”.

Frente a esta situación, nos referimos en marzo del año pasado con “porque no del peaje en Cerritos”  en el espacio en el cual El Diario, nos permite expresar nuestra opinión, cuando fuimos  notificados con la afirmación que el Presidente de la ANI, Louis Kleyn, diera a la revista Dinero de noviembre de 2018, en que estaban cerca de adjudicar la concesión Pereira-La Victoria-Cerritos-La Virginia, proyecto por iniciativa privada (IP), y con ello la posibilidad de la permanencia del peaje.

Posteriormente en febrero, fuimos informados por el Gobernador de ese entonces, la decisión de prorrogar el peaje por 38 años más, soportada en que la estructuración de este proyecto venía desde hace cuatro años, haciendo oídos sordos al llamado de la comunidad de ambos departamentos para que la nación desistiera de la prórroga de la concesión a un privado..

Han pasado más de diez meses y con ello importantes gestiones ante el Gobierno nacional, como que en la Ley del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, incluyó en el pacto 18, una visión para el Eje Cafetero: “logístico, turístico y cultural” varios proyectos entre los cuales, el proyecto vial por iniciativa privada: Cerritos-La Virginia, unidad funcional uno: construcción y operación de 10,5 k. de doble calzada entre Cerritos y La Virginia y la unidad funcional dos: desarrollar obras de mejoramiento sobre los 54,5 k. entre Pereira y La Victoria, proyectos al parecer listos para ser adjudicados en el mes de febrero.

Es importante la evaluación en costos, tiempo, retroceder decisiones, o similar a como lo logró la  saliente Gobernadora del Valle, no permitir el establecimiento de un peaje para financiar la construcción de 17.4 k. de calzada entre Cali y Candelaria, quien a través de ardua gestión logró que se hiciera con recursos de la nación. ¡Algo difícil!