El cambio, latir del crecimiento

Ricardo Tribín Acosta

Columnista

Nuestro partido político es el del cambio social afirman unos, mientras que otros proclaman el cambio como algo drástico, o instantáneo. Son frases acuña bobos diría yo, que buscan atraer al ingenuo elector para que vote por una determinada agrupación o ideología.

 

¿Pero, y cuántos de estos cambios son ciertos? Ah, poquitos, diríase sin rubor ninguno. Son puras frases de cajón las que lamentablemente los elegidos olvidan cuando llegan al poder, cambiando o no haciendo nada de lo que prometieron durante sus campañas electorales.

 

Si queremos ser sinceros y consecuentes con lo que proclamamos debemos empezar con el primero y mas importante de los cambios, cual es el de y en uno. En el momento en el que alguien decida ser una mejor persona, un mejor esposo, mejor padre y alguien que la sociedad desee para sí, entonces estaremos en los inicios de un posible y solido proceso de cambio, de lo contrario permitiremos que las cosas no cambien y seguiremos votando por los mismos con las mismas, y….. que siga el Vacilón.

https://ricardotribin.blogspot.com