Cargas de profundidad

Gabriel Alberto Toro Peláez
Columnista

Las administraciones de Pereira y el departamento de Risaralda vienen ofreciendo plenas facilidades para aumentar el número de estudiantes en las diferentes Instituciones.

En una tarea juiciosa el Secretario de Educación de Pereira, Leonardo Humberto Huerta Gutiérrez, en visita personal a cada plantel dio instrucciones serias a cada uno de sus rectores, para atender eficientemente a los padres de familia que los accedan, con la orden perentoria de acoger a los futuros estudiantes; y si se carece de cupo, ubicarlos en escuelas o colegios cercanos a la residencia.

Para el logro de metas, Huerta Gutiérrez y el alcalde Carlos Alberto Maya López, en diversos medios de comunicación que incluyen redes sociales y la página de la Secretaría de Educación, afirman que se brindará transporte gratuito a alumnos que estén matriculados en sitios ajenos a sus residencias. La campaña, “Que no se quede un solo niño o joven sin estudio”, se extenderá hasta finalizar el primer mes del 2020. Según estadísticas, ya publicadas, se dispone de una cobertura de 78 mil estudiantes y, hasta la fecha van 61 mil, lo que representa 17 mil cupos disponibles.

El magíster Leonardo Gómez Franco, Secretario de Educación de Risaralda, con un buen plan de acción liderado por el Gobernador de Risaralda, expresó que se duplican esfuerzos para cumplir con el objetivo de 43 mil cupos en los 12 municipios no certificados del departamento. Se mostró optimista, con la gran  cruzada “Matriculatón”, al registrar la cifra de 42 mil estudiantes; con la cual, se presagia que se alcanzará la meta prontamente.

Víctor Manuel Tamayo Vargas, con una amplia experiencia acumulada desde su administración anterior, reiteró que los estudiantes más pobres recibirán calzados, uniformes y dotación escolar en todo el departamento de Risaralda (excluyendo Pereira y Dosquebradas).

Refiero que tanto la Secretaría de Educación de Pereira, como la de Risaralda, vienen siendo colocadas como modelos de campañas y facilidades para acceder a la enseñanza primaria y secundaria en las diversas instituciones oficiales de sus respectivas competencias.

Obviamente no podemos depositar toda la carga a  sendas administraciones, recordamos que es obligación de todos los padres de familia, brindar todas las oportunidades posibles a sus hijos, con la consigna de que “la mejor herencia es la educación”.