Auditoría a la Cámara de Comercio

Jaime Cortés Díaz

Columnista

Con satisfacción recibe el Comité Intergremial de Risaralda el informe de la Contraloría General de la República, en el que indica no haber encontrado ninguna anomalía en el manejo de recursos públicos que administra y determina la Cámara de Comercio de Pereira, ícono del progreso de la región.

 

En la inspección fiscal no hubo hallazgos que indujeran a glosas,  malversaciones, pérdidas patrimoniales u otras circunstancias que ameritaran acciones disciplinarias o penales contra  miembros de Junta y directivos ejecutivos. De acuerdo con lo anunciado en “la Carta de conclusiones,” el alto ente  de control se dirigió a evaluar presuntos hechos relacionados con la ejecución de menesteres provenientes de fondos públicos, ampliando,  adicionalmente,  casos específicos para determinar un mayor alcance a la actuación de fiscalización. “Así mismo, -dijo- se estableció que los gastos de viaje objeto de la muestra se enmarcan dentro de las funciones establecidas por la Ley para las Cámaras de Comercio…” requiriendo aplicativos reglamentarios para establecer procedimientos internos que evidencien seguimientos adecuados. Por ello agrega el informe que las funciones de gestión, control y evaluación, adicionalmente, deberán velar por la eficiente administración de los recursos, priorizando la visión regional,  empresarial y la competitividad, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 86 del Código de Comercio, el artículo 7 de la Ley 1727 de 2014, y demás normas que establezcan o reglamenten las funciones a cargo de las Cámaras de Comercio”.

 

El reporte explicita 13 observaciones de tipo procedimental en que, gracias a las acciones correctivas, no hubo detrimento de recursos públicos con lo cual se obtuvieron los denominados “beneficios de auditoria”, y en virtud de lo señalado en el contexto anterior, la entidad presentará a la Contraloría un plan de mejoramiento tendiente a realizar eficientemente los lineamientos propios anotados. En el capítulo “Hechos relevantes encontrados”, agrega el órgano nacional de control que  “por otra parte es de resaltar, que la construcción del Centro de Convenciones de Pereira, los activos de origen público administrados por la Cámara de Comercio de Pereira, presentan un incremento” favorable  entre las vigencias 2015-2018 de 20.700 millones a 64.043 millones de pesos, anotando también que “para el año 2018, se presenta la activación del nuevo Centro de Convenciones donde se reconocen los aportes de varias entidades, vía subvención. Estos recursos destinados a la construcción del Centro de Convenciones ascienden a 19.522.111 millones de pesos.”

 

De igual manera, los ingresos públicos muestran crecimiento en el mismo período que van de 9.268 millones a más de 30.474 millones de pesos, lo que da lugar a mostrar la eficacia de gestión. En consecuencia, fuera de algunos aspectos de trámites administrativos analizados y sobre los cuales formularon recomendaciones, la auditoría adelantada por la Contraloría General de la República no encontró connotaciones de tipo disciplinario, fiscal , penal o de otra incidencia, como ya se dijo, siendo por ello por lo que los afiliados, los inscritos y la ciudadanía,  pueden estar seguros de la rectitud en el manejo institucional, lo que constituye una prenda de seguridad en el comportamiento que refrenda la indagación  del máximo órgano de control y vigilancia fiscal del país.