Algo más acerca de la Inteligencia Emocional

Ricardo Tribín Acosta

Columnista

Me he convertido en un devoto estudioso y seguidor de la Inteligencia Emocional debido a su gran alcance, no solo para el progreso individual, sino también para las familias, empresas, comunidades, y muchas más. Daniel Goleman la define como “un conjunto de habilidades no cognoscitivas, capacidades y competencias que influencian la perspectiva de una persona para enfrentarse a las demandas y presiones del entorno”.

Ver, percibir, sentir, y cambiar, son elementos muy importantes dentro de los procesos de mejoras tanto personales como organizacionales. Por ello resulta fundamental que el individuo mejore en sus concepciones, actitudes, y acciones, para que pueda jugar armoniosamente en el gran equipo del desarrollo organizacional.

Si alguien no copera, lleva los problemas personales a su trabajo, o no se interesa por aprender y progresar, es muy probable que no haya logrado desarrollar una buena Inteligencia Emocional que le facilite estar en sincronización con sus objetivos y los de la empresa para la que trabaja. Por el contrario, un ser armonioso que sepa entender e identificar sus emociones y tener empatía con las de los demás, será un excelente ejemplo de logros basados en sus conocimientos y avances dentro de la Inteligencia Emocional.

https://ricardotribin.blogspot.com