Alerta señor Alcalde

Luis Miguel Cárdenas Villada

Columnista

Cuando  se trata de analizar hechos que posicionen un Gobierno local se debe empezar por la identificación plena del Gobernante. Las ententes territoriales municipales tienen invariablemente un orden y un ordenamiento los cuales por su condición no son susceptibles de cambio por la vía del decreto, asumiendo axiomáticamente su única realidad material. Pereira es la ciudad que es en el contexto constitucional y en su expediente urbano, para poder administrarla bien solo se requiere que un hombre o mujer entiendan que al ser elegidos, su pasado reciente desaparece para darle camino al presente con una buena visión de futuro.

Para prospectar ciudad desde su propia caracterización se hace también necesario que el Alcalde en ejercicio trascienda en su rol de político, convirtiéndose en un verdadero y auténtico estadista local. Para ello se requiere no solo de disposición, sino de formación adecuada, siendo estos factores los que hacen la diferencia entre alcalde político y estadista local. Carlos Maya encarna por su formación y actuaciones precedentes estas condiciones intrínsecas presumiendo por razonamiento lógico que de mantener el perfil de experto de estado local a la ciudad le debería ir muy bien.

El presente con visión de futuro no puede coligarse con pretensiones ideológicas de matices diferentes o antagónicos; solo importa la visión de orden y ordenamiento que tenga el mandatario, para ello debe estar dispuesto y preparado. Maya lo está. Solo se requiere que una sociedad plural lo acompañe deponiendo odios del pasado, comparaciones insidiosas y opiniones sesgadas sin fundamento. Pereira es y será la ciudad donde no hay forasteros, todos son pereiranos gracias a tener un alcalde estadista como debe ser.

Al Alcalde Maya como a quien escribe los une una visión compartida de orden y ordenamiento por eso desde diferentes escenarios emprendieron el propósito de entregarle a la ciudad el mejor de los instrumentos para ordenar su territorio como es el Catastro Multipropósito. El Área Metropolitana del Centro Occidente inició el proceso con muchos inconvenientes producto de la inexperiencia por lo novedoso del proyecto, trata de adaptarse a las circunstancias que las rodean, el acomodo es difícil pero no por eso se tiene que desfallecer. El Catastro Metropolitano es el único instrumento válido para hacer ordenación territorial o Planes de Ordenamiento a cualquier escala, por eso hay que cobijarlo protegiéndolo del peor de los virus, la corrupción.

En un simple ejercicio de trámite se pudo constatar que los propósitos bondadosos del Alcalde Maya pueden darse al traste. Aduciendo inexperiencia por un experto certificado, el Jefe de la Oficina de Conservación propuso una elemental e ignorante respuesta ante una petición ciudadana. Por ser de interés académico se trascribe el texto… “no hay mérito para efectuar modificación alguna, una vez que el predio referido se halla reglamentado bajo Régimen de Propiedad Horizontal, modificación que solo es procedente en el momento en que se eleve a Escritura Publica una reforma a dicha reglamentación y las misma estén debidamente registrados”. Lo particular del caso, para información de todos: la autoridad catastral no modifica Estatutos de Copropiedad y menos cuando no se pide. El predio citado ha tenido cinco modificaciones lo que presume que la elemental respuesta entregada se debe a desconocimiento temático, situación de por si grave o que el funcionario oculta deliberadamente un acto de corrupción. Señor Alcalde, para su información, la actividad catastral de conservación, que fue lo solicitado, es el nido que acoge todas las ratas catastrales siendo los expertos certificados los que saben operar a discreción. El susodicho funcionario ha sido jefe de conservación en tres territoriales del Igac. No es ningún aprendiz. Sabe demasiado….

Lumica74@hotmail.com