¡Al oído de Tamayo!

Alvaro Ramírez González

Columnista

Desde que conocí a Víctor Manuel Tamayo siento afecto por él; me parece un hombre culto, de buen trato y respeto su religiosidad.

No voté por Tamayo y en varios audios le expliqué a él mismo, por anticipado mis razones.

Como ya es el Gobernador de todos los risaraldenses, me siento en la obligación de hacer públicas mis dudas y preocupaciones, únicamente con el propósito de que corrija su rumbo gerencial y no derrita el presupuesto departamental en asistencialismo.

Y con la clara intención de que le vaya bien en su mandato.

En primer lugar, Víctor debe meterle la mano muy duro al Hospital San Jorge que está enfrentando una crisis financiera y de servicios después de un saqueo sistemático al que lo sometieron los gerentes del Senador Merheg.

Y Sigifredo Salazar fue cómplice pasivo.

En segundo término, la Cárder es la Corporación Ambiental más desacreditada del país, y con más procesos disciplinarios, fiscales y penales.

Una mafia que controla licencias ambientales, permisos y contratación cogió tanta fuerza que no ha permitido nombrar un gerente en propiedad en dos años; se apoderó de la Institución.

¡Es una olla podrida!

En tercer lugar, Gobernador, no más embelecos y proyectos improvisados, mal formulados y fracasados como Poleka Kasué, donde se robaron el dinero o el famoso Embalse Multipropósito del Río Mapa, un proyecto que el mismo gerente verificó su inviabilidad al principio, pero se quedó los 4 años cobrando un salario desperdiciado e inútil.

Un Teleférico del Alto del Nudo sin ninguna viabilidad tuvo a un personaje varios años “viviendo del cuento”, chimbo por supuesto y viajando por todo el mundo detrás de un inversionista que naturalmente jamás apareció.

Una estafa para Pereira.

No más mataderos regionales inviables todos.

En último término, querido Víctor, no puedes en este mandato “derretir” el presupuesto departamental en asistencialismo porque eso no deja nada.

¡Politiquería de la barata!

Los recursos del Departamento deben fortalecer su raquítico sistema de salud.

La Telemedicina es una herramienta barata y efectiva.

La red de carreteras secundarias y sobre todo las terciarias necesitan un presupuesto muy fuerte.

No puede haber agricultura competitiva con esas trochas intransitables que tiene el campo risaraldense.

El cacao, el aguacate haas necesitan más apoyo para crecer en áreas sembradas.

El plátano también se está exportando procesado. Necesita impulso.

Hay que conectar a Mistrató con Jardín (Antioquia). Son 23 kilómetros que nos unen con el departamento más rico del país.

Una idea final: En los Estados Unidos es un verdadero motor de desarrollo para uno o dos condados vecinos tener una cárcel regional en su territorio.

Alimentar, lavar la ropa, y cuidar 4 o 5 mil reclusos será una de las empresas más grandes de este departamento.

Una feliz Navidad para Víctor, su familia y su nuevo gabinete, y mis mejores deseos para que en este su segundo mandato, dirija el departamento por un mejor rumbo.

alragonz@yahoo.es