17.9 C
Pereira
miércoles, abril 24, 2024

Deportivo Pereira, una confusa realidad

Es tendencia

Miscelánea

LA CASA ESTÁ DETERIORADA

- Advertisement -

Luis Miguel Cárdenas Villada
Columnista

No porque lo diga un erudito se establece una realidad. El fútbol como cualquier disciplina deportiva no solo requiere de reglamentos sino de su interpretación real que le dé sentido al juego, permitiendo la obtención de resultados que no pueden ser otros que el triunfo, la pérdida o el empate. En un juego limpio no es posible predecir el resultado sino acuden factores externos que puedan alterarlo.

Resulta casi insólito que el DT del Deportivo Pereira argumente que el mal jugar del equipo se debe a que no se es el Barcelona. Pone en consideración los resultados, establece una relación equivocada entre puntos obtenidos y prospectivos de éxito, crea la teoría del caos social por apoyo. No es estrictamente justo que una afición permanentemente maltratada y maltratante sea señalada como la culpable del fracaso anunciado de no ser que alguien corrija a tiempo lo que no debería suceder: seguir en la B.
Como se trata de un juego, la estrategia a seguir por un DT está estrechamente ligada a la forma de jugar de los contrarios que también tienen interés en obtener buenos resultados. Nada gana un contendor cuando planea una confrontación sin saber cómo actúa el otro y este por sentido común hace lo propio. El DP no tiene alternativas diferentes a la de obtener resultados favorables a costa de jugar mal. Es más probable que un equipo que juegue mal pierda o empate que otro que plantee estrategias de juego bien elaborado.

Preocupa que la discusión sobre el juego tenga actores excluyentes. Los periodistas especializados en fútbol vuelven axiomático algo que es eventual. Privilegian la expresión frente a la erudiccion. Se olvidan deliberadamente de que el fútbol es ante todo un juego, que las circunstancias de tiempo, modo y lugar varían según el temperamento de los jugadores que son los que actúan a discreción. De no ser cierto lo afirmado se podría decir que un DT le diría a sus jugadores que en un minuto previamente determinado un volante mixto recuperara el balón, se lo entregara al enganche quien a su vez profundizaría el pase para que el falso nueve pateara al ángulo superior derecho, pegara en el travesaño y el verdadero nueve de rabona introdujera el balón por la parte inferior del lado izquierdo. Retórica barata, carreta, los jugadores hacen lo que pueden y el DT solo tiene que plantear el encuentro conociendo a sus jugadores y sus posibilidades, lo más importante, conociendo al rival, el rival sí lo sabe al dedillo.

Lo que sí es predecible en el fútbol profesional son los resultados económicos y financieros. Si un equipo juega mal los aficionados se ausentan y los jugadores pierden precio en el mercado balompédico que es en última instancia lo que salva a los mal denominados equipos chicos. También es cierto que un equipo que juegue finales atrae necesariamente multitudes y sus jugadores son reconocidos y valorados.

En algunas ciencias naturales y sociales la combinación de factores puede producir resultados predecibles. El Deportivo Pereira jugando mal jugará finales y con ello portentosas taquillas, no tendrá necesidad de ascender en el tercer partido del cuadrangular, la afición tendrá cuatro partidos más de entretenimiento sin descontar que si fallan los cálculos el equipo como en el pasado reciente seguirá en la B y sus jugadores seguirán siendo parte de un patrimonio insolvente. La explicación es simple, el Deportivo Pereira es manejado por un brillante contador. Por amor a la ciudad se pide mayor atención del juez que asume la responsabilidad del equipo.
Lumica74@hotmail.com

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Es bastante peligroso hacerle creer a la afición que les están jugando limpio, nos damos cuenta que ganan cuando quieren y empatan para no desesperar a la afición que ya huele la derrota final. Este equipo puede ganar de lejos con contrincantes incluso de mayor nivel, si no lo hace es porque quieren que pase algo raro en Pereira y se acabe la alcahuetería. No nos ´pueden fallar en esta oportunidad, sabemos que llego la hora de darle a la afición lo que quiere y merece. Fuera todos los Manizalitas que aparecen en este circulo. Adiós pues.

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -