13.3 C
Pereira
viernes, julio 19, 2024

Democracia justicia y libertad se pueden ir al traste

Es tendencia

- Advertisement -

Oscar Alberto Díaz Garcia

Columnista

Lo que más necesita un país amenazado por el populismo,  es una nítida alternativa de libertad” (Cayetana Álvarez de Toledo, EL Tiempo, Noviembre 01). Álvarez de Toledo es una  periodista española, politóloga e historiadora,  reconocida en el mundo hispano hablante,  quien hace poco estuvo de visita en Colombia y concedió una interesante entrevista sobre el tema a un  periodista del diario capitalino.

Si le agregamos la seguridad y la soberanía al título de esta columna,  podemos afirmar con certeza que esos son precisamente los elementos esenciales de la republica que tenemos en grave riesgo de perder, si no somos capaces de vencer en las próximas elecciones a los indeseables candidatos populistas. La soberanía tambalea bajo el riesgo de dejarla empeñada al marxismo de Cuba y  Rusia y su aliado la China, con las Farc para aplicar todas las formas de lucha y con un congreso nacional traidor y pusilánime del cual provienen todos los males de esta maltrecha democracia, remedo de república.

Y cual sería esa nítida alternativa de libertad que necesitamos, ¿para evitar caer en las garras de un gobierno populista? Pero además gobierno dictatorial ejercido por una cáfila de delincuentes. Populista y dictatorial, serian la seña  adecuada para referirnos a un próximo  estado conformado por tres poderes  que parecieran en  competencia por hacerse al palmarés del más corrupto. La alternativa de libertad para ir dando respuestas,  debe nacer desde las elecciones legislativas en Marzo de dos mil  veintidós.

Es muy preocupante observar que los esfuerzos mediáticos preelectorales están dirigidos hacia  las elecciones presidenciales y  olvidamos que primero son las parlamentarias. Un congreso conformado mayoritariamente por mentirosos, promeseros y corruptos, a lo cual se acostumbró esta pobre nación desde siempre,  es muy poca garantía de libertad.

Hoy los depositarios de sus propias libertades son quienes infringen la ley y se burlan del país nacional sin que pase nada. Confunden libertad con libertinaje.  Petro inicio su campaña cuando le vino en gana pero las autoridades competentes para evitar tal conducta parecieran inexistentes; el consejo nacional electoral es de adorno,  el registrador nacional del estado civil es un peligro latente que pretende hacernos creer que el censo electoral tiene cinco millones menos de ciudadanos aptos para votar que el suyo y así poner a sufragar  los muertos y la procuraduría es un ente pusilánime a merced el consejo de estado, que le tumba las decisiones según conveniencias políticas.

Los partidos políticos con carácter,  pensamiento, doctrina e ideología opuestos al narco socialismo populista, tienen la obligación de constituir desde sus directorios,  una gran veeduría nacional que fiscalice a fondo el quehacer electoral desde ahora. Y tienen la obligación de conformar  ya las listas de los testigos electorales, entrenándolos perfectamente, para evitar que nos roben las elecciones. De paso, ahí vamos haciendo proselitismo político contra los populistas de izquierda.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -