26.2 C
Pereira
martes, julio 23, 2024

De la ficcion legal a la legalidad ficticia

Es tendencia

- Advertisement -

Rodrigo Ocampo Ossa

Columnista

La “ficción legal” consiste en  dar por ciertos determinados hechos independientemente de su realidad.  Por ejemplo, se presume que la concepción ha ocurrido dentro del periodo de  ciento ochenta y trescientos días del nacimiento de una persona, o el padre es quien demuestre estar casado con la madre. Estas ficciones, las declaraciones de principios, como que Colombia es un Estado de derecho y las presunciones, como que todo el mundo actúa de buena fe, son imprescindibles para el flujo de la vida cotidiana. Sin ellas las relaciones entre los ciudadanos y el Estado o entre ellos mismos, resulta en un continuo litigio y por eso se aceptan pacíficamente. Lo que no debe confundirse con una “legalidad ficticia” donde se ajusta al derecho cualquier conducta antisocial por motivos políticos o económicos.  Cuando eso ocurre se pierde la legitimidad y las sociedades entran en proceso de disolución. En eso estamos. Una  parte del país está sometido a  reglas, muchísimas reglas, que incluyen  el pago de impuestos, licencias para todo, salud y hasta la presentación de copia de la cedula ampliada a 150 para cualquier trámite.  Mil requisitos y procedimientos que dificultan la creación de empresas.  Y otra parte, desafortunadamente muy grande, que parece no tener obligaciones, solo derechos.  Motos sin Soat, ladrones con casa por cárcel, criminales de guerra fungiendo como senadores. Y cosas del diario vivir que nos ponen a pensar si somos bobos, como cuando vemos  pasar a unos muy orondos  por el carril exclusivo del bus mientras la mayoría espera paciente  el fin del atrancón.  La legalidad en Colombia es una ficción que solo incumbe a  unos pocos. Una cruel realidad que debe corregirse , pues el precio de no hacerlo será una sociedad fallida y no es lo que deberían recibir nuestros hijos como herencia.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -