Curados de espantos o muertos de risa

Gabriel Ángel Ardila Columnista Ya no hay crema para tantas cenizas esparcidas por el virus… ¡Paciencia! Los Hornos para eso están por deshollinar, y al tope, mientras la gente sigue ondeando banderas rojas, gritando goles y esparciendo humos de esas y otras chimeneas por las calles, con burlas endémicas dignas de “no te lo puedo…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.