19.4 C
Pereira
sábado, junio 15, 2024

Cultura política para el 2023

Es tendencia

- Advertisement -

*Lina María Arango D

Columnista

La cultura política es entendida como el conjunto de valores, creencias y sentimientos que le dan significado a los procesos políticos y que proveen las bases que definen el comportamiento de los gobiernos y el sistema político. Esta busca hacer explícitos los conceptos como ideología política, ética y comportamiento ciudadanos definiendo las orientaciones de los líderes y la ciudadanía. La cultura política define la manera como los ciudadanos interactúan con la economía, la estructura social y la esfera política. Identificar esas relaciones y el impacto que las mismas tienen en el enfoque de desarrollo implementado por los gobiernos, son pasos clave para entender las decisiones tomadas por los gobernantes.

El fortalecimiento institucional, partidos políticos fuertes y democráticos internamente y el beneficio económico y social de un gobierno, son los pilares sobre los que se soporta la cultura política y los que se requieren fortalecer en Colombia para lograr trascender la cultura de la ilegalidad, del facilismo y la tan nombrada corrupción. Sin embargo, son precisamente estos pilares los que generan mayor desconfianza e incredulidad entre la ciudadanía.

La falta de cultura política en Colombia es expresada en la falta de apropiación ciudadana en el control social y veedor para la defensa de los bienes públicos e intereses colectivo. En términos prácticos, esta debilidad se refleja en la estigmatización que se hace a quienes exigen calidad en los servicios; en el desinterés por verificar la información que se recibe; pensar en beneficios personales y no colectivos; usar con orgullo términos como: “ser apolítico”, “todos son iguales y por eso no voto” “todos son corruptos y ladrones”. Estas actitudes lejos de ser una crítica constructiva para mejorar la calidad de la democracia, la debilita al punto en el que las decisiones son influenciadas por noticias falsas, desinformación, y manipulación basada en el miedo y los privilegios de minorías. 

Este año 2023, se realizarán las elecciones territoriales. Es un año en el que en todas las tendencias ideológicas – izquierda, centro y derecha- perfilarán candidatos y candidatas “decentes” e “indecentes”. Es un año en el que basados en la ética, valores y prioridades para el territorio, se pueden lograr un acuerdo comunes, por ejemplo, votar por candidatos que no estén financiados por grupos de poder “legal o ilegal” que no permiten avanzar en agendas justas, transparentes y anticorrupción. Por mi parte, estaré atenta a los candidatos que representen lo que para mí es importante: reactivación económica, desarrollo regional, lucha contra la corrupción, educación, derechos de las mujeres, protección del medio ambiente y construcción de paz.  De ninguna manera votaré por alguien que no rechace de frente la corrupción en lo local y que sus aliados sean los políticos que se han enriquecido con dineros públicos ¿y usted qué temas priorizará? No olvide que aunque la política no le guste, ella siempre le afectará para bien o para mal.

*Profesional en gobierno y relaciones internacionales

Twitter @linamariaarango

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -