17.4 C
Pereira
domingo, junio 16, 2024

CUANDO LOS IGNORANTES QUEMABAN ARCHIVOS

Es tendencia

¡Y refundaron a Claudia!

¿Y quién controla?

- Advertisement -

Por: Víctor Zuluaga Gómez

Sucedió a mediados del siglo pasado cuando un alcalde de Cartago fue a los sótanos de la alcaldía y encontró gran cantidad de papeles viejos, escritos a mano y con tinta en un castellano antiguo llamado “procesal”, porque en el siglo XVI, el idioma en España era una mezcla de castellano con latín. Como el señor alcalde observó que estaban muy viejos y no podía leerlos , ordenó que los quemaran.

De esa manera se incineró la memoria de todo lo que fue la conquista de este territorio por parte de Jorge Robledo y también, las descripciones que los cronistas españoles hicieron de lo que fue la vida de Cartago cuando fue fundada en el área donde hoy está Pereira.

Cuando quise investigar por las tierras que tenían en Pindaná de los Cerrillos, los indígenas quimbayas, me encontré entonces con la triste realidad de la desaparición de los archivos de los siglos XVI al XVIII. Fue esa la razón por la cual decidí viajar a Sevilla para realizar las consultas en el Archivo General de Indias, en donde se encuentran copias de todo lo descrito por los cronistas de la época, y de esa manera poder escribir el libro: “Historia de Cartago, la antigua”.

Quiero, sin embargo, dar crédito a un cronista de Cartago, don Heliodoro Peña, quien publicó un libro titulado “Geografía e historia de la provincia del Quindío” en el año de 1892, luego de haber revisado los archivos que luego fueron incinerados. 

En dicho libro se encuentra un relato de lo que fue la fundación de Santa Rosa de Cabal en el año de 1844, por don Fermín López, antioqueño que fue expulsado de Salamina y decidió continuar hacia las tierras caucanas. Cuando llegó al actual Cerritos, fue informado de la existencia del actual Cartago, a donde llegó y quedó informado que las tierras de la actual Pereira pertenecían a don Manuel Antonio Gómez de Lasprilla y por lo mismo, desistió de hace fundación en este espacio. Entre otras cosas, don Fermín se alojó en Cartago en la casa del hijo de Gómez de Lasprilla.

Estamos hablando de un siglo XIX en donde el poderío del Cauca era enorme por el control que tenía del principal producto de exportación de la época, como era el oro. Santa Rosa, Chinchiná y Villamaría, así como Riosucio, Supía y Marmato, pertenecían al Cauca.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -