18.2 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Corte Suprema y Macías deben explicar malas actuaciones

Es tendencia

- Advertisement -

Jaime Castaño Torres
Columnista

Sí señores, así como suena y por encopetados que parezcan los destinatarios de esta columna-denuncia de hoy.
La Corte Suprema se ha demorado casi años con vacantes de seis o más magistrados que se han retirado y en un acto politiquero no han llenado oportunamente las vacantes. Eso teje un manto de duda sobre las actuaciones de los Magistrados electores porque parece que se han contaminado demasiado de la politiquería lo que les resta ponderación y credibilidad ante la sociedad que a su vez debe ser Juez de Jueces por excelencia.

Pero lo más grave, denigrante, desastroso y dudoso es que no solo han cometido esa falla gravísima sino que ahora han optado por repartir los chicharrones grasosos como el caso Santrich a un Magistrado inexistente en el momento del reparto, porque si bien es cierto la semana pasada designaron un nuevo Magistrado es igualmente cierto que éste no se ha posesionado y vulgarmente, en un acto que demuestra que le quieren sacar el bulto a determinadas investigaciones, le han repartido a ese inexistente Magistrado el caso Odebrecht y el caso Santrich. Pregunto: ¿No se quieren contaminar de esos casos, o le temen o los cohonestan o por qué se atreven a hacer semejante actuación vulgar por decir lo menos? Pierden ponderación, decencia, seriedad y la ausente majestad de la justicia por indecentes e irresponsables. El reparto de procesos es necesario que se haga entre los Magistrados existentes y punto.

Ernesto Macías, presidente del Senado, acucioso, incisivo, otrora como nos hizo creer en el momento de dar posesión al Presidente Duque, nos hizo pensar erróneamente que iba a actuar con pulcritud. Y ahora nos encontramos de manos a boca, que estando en sus manos la conformación del orden del día de esa otrora HH Corporación y a sabiendas por las denuncias periodísticas y reclamos de toda la ciudadanía decente que el único proyecto que desarrollaba el mandato de casi doce millones de colombianos contra la corrupción está a escasas horas de hundirse por falta de discusión para aprobación, tranquilamente lo pone casi como punto final de la sesión, como quien dice buscando “diplomáticamente” según él, pero grosera y vulgarmente para el común de los ciudadanos y especialmente quienes votamos por ese proyecto, pretende que por falta de espacio de tiempo se hunda y queden los corruptos con todos los mantos de protección bajo los cuales están cobijados ahora.

Qué atropello a la razón y a los colombianos que masivamente votamos esa propuesta, que debía ser un mandato para que el Congreso buscando volver por los fueron que antaño tuvo, de decencia, de tribuna de la democracia, que ahora soterradamente pretenda hundirlo sin presuntamente contaminarse.

¿Será honorable ese proceder de un Legislador que está obligado a escuchar la voz del pueblo pero que a su vez podría ser perjudicado si un mal día se abriere en su contra una investigación por un eventual acto delictual, y entonces pretende protegerse haciendo la triquiñuela “lícita” de dejar hundir el proyecto por falta de tiempo para discutirlo? No señores, eso no es decente. Casi equivale a legislar o mejor dejar de legislar lo que lo pondría en cintura en ese eventual momento.

¿Hacia donde vamos? Al despeñadero, pues recordemos que la Corte Constitucional antepone el derecho a la libre personalidad de un marihuanero o drogadicto al derecho de la gran mayoría de los colombianos que no lo somos y vulnerando con ello flagrantemente el derecho de los menores que debe gozar de protección especial según lo ordena la Constitución Política.

Aterrado escuchaba al Presidente de la Corte diciendo que hay que obedecer ciegamente sus mandatos. No señor, no sea mentiroso porque existe el principio de la excepción de inconstitucionalidad cuando sus mandatos no se ajusten a esa constitución como en estos casos.

Ustedes no son dictadores. No señor. Son solo empleados del Estado que tienen que cumplir la Constitución como lo juraron al momento de posesionarse. ¡Cumplan!

Para estar informado

- Advertisement -

2 COMENTARIOS

  1. excelente y directo el columnista, hay llamar las cosas por su nombre y no permitir que los jerarcas del Estado sigan con sus macabros intereses.

  2. sI SEÑOR TIENE USTED TODA LA RAZÓN, Que vergüenza tener en la palestra semejante rama de poder tan corrompida y corrupta como se ha venido dando las actuaciones de uno de los tres inmensos poderes que le ha quedado grande a muchos de esos sinverguenzas. Fuera con ellos que no se crean los dueños del Estado.

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -