19.2 C
Pereira
viernes, junio 14, 2024

Contrataque despiadado

Es tendencia

“DESATANDO,

PEREIRA TIENE PAPÁ

- Advertisement -

Luis Miguel Cárdenas Villada

Columnista

Es necesario aclarar de nuevo y por siempre las diferencias entre Estado y Gobierno para hacer expedita una reflexión pertinente. El Estado produce estadistas y el gobierno gobernante que como políticos asumen el rol de administradores de lo publico sin saber exactamente de que se trata en función estatal y no electoral como es lo acostumbrado. El Estado tradicional colombiano se clasifica como corporativo y de tal manera actúa. El nuevo modelo de ocupación en proceso de adecuación tiene la necesidad imperiosa de tener un Gobierno Progresista en transición. La pretensión no es construir un modo de ocupar superior camino al socialismo son mantener un modo capitalista liberal progresista donde sobresale la propiedad privada, pero haciendo cambios profundos en la redistribución de la riqueza actuando con equidad prefiriendo la vida y el equilibrio ambiental como factores de dignificación humana. El corporativismo durante más de doscientos años no contempla esta condición encontrándose en la diferencia la razón política que explica la nueva territorialidad.

La existencia de asimetrías territoriales es evidenciada al concretar y entender las dinámicas territoriales en materia de dimensiones y atributos. Las primeras como variables dependientes son inamovibles, permanecen en su constructo como realidades materiales siendo los atributos los que independientemente le dan forma al Estado, situación que deberían entender los gobernantes para armonizar el modelo. En Colombia esto no es posible porque se desconoce deliberadamente el Estado confundiéndolo con el Gobierno y eso ya es mucho que decir y opinar.

Las reformas propuestas por el nuevo Gobierno elegido por una gran mayoría popular irredenta que anhela tener prerrogativas en democracia participativa difícilmente cumplirán su sueño en la medida en que actúan como electores y no como seres humanos libres que pertenecen a un solo y mismo estado. Nación, donde se nace, País entorno geopolítico y Republica donde se administra el Estado.

Los colombianos se excluyen del Estado, pero se afianzan en Gobierno. Colombia Estado de Derecho fallido políticamente incorrecto. Cuando esto sucede se desconocen las dimensiones economía, sociedad y biosfera entregándole todo el comportamiento territorial a la dimensión política que actúa a discreción pretendiendo tener un Estado de Derecho encausado por la legalidad ocultando la legitimidad. Colombia Estado de Derecho legal, pero ilegitimo

El presidente Gustavo Petro Urrego es un verdadero Estadista, pero un imperfecto político porque no logra concatenar su visión de Estado con las estructuras políticas de la Nación argumentando necesidades políticas para el logro reformista. Se equivoca al pretender formar estado por la vía de la política. Entiende a la perfección el modelo territorial progresista propuesto, pero pretende construir sobre lo construido dejando intacta el comportamiento enteramente burocrático afianzado centenariamente en cultura política incorrecta. Las reformas propuestas son eminentemente estatales y promisorias pero la falta de información oportuna en una sociedad que oye, pero no escucha están actuando políticamente en su contra. Cuando Petro Gobierna con aliados políticos circunstanciales se le diluye la visión de Estado, construyendo un Estado de Opinión que atrasa y puede destruir el propósito acordado con una ciudadanía que creyó por conveniencias un CAMBIO surgido de sus propias necesidades y necedades. Petro ha sido, es y será atacado con fuego amigo por no aceptar que Colombia es un País de cafres como lo advirtió años atrás Darío Echandia

Lumica74@hotmail.com

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -