19.1 C
Pereira
lunes, abril 22, 2024

Conocimiento y comprensión

Es tendencia

- Advertisement -

*Carlos Julio Restrepo Velásquez
Columnista

Por alguna razón a la que sería muy importante dedicarle una investigación lingüística seria y profunda, en el idioma español es muy frecuente hallar diversas acepciones para el mismo término. Una cosa es demanda en el campo del derecho; otra bien distinta es demanda en economía, mercados y negocios; y otra poco común es demanda en psicología. La semántica como disciplina, es la clave para la interpretación en el contexto, lo que genera una de las estrategias más poderosas del conocimiento: saber interpretar tiempo, lugar y modo de un término en un campo conceptual, y saber conversar sobre eso.

Entre los mayores motores del conocimiento en los últimos cien años, uno de los desapercibidos es la lingüística. Martín Heidegger, filósofo alemán determinante en la primera mitad del siglo XX, planteó con claridad la relación profunda entre: lenguaje y realidad. Demostró que el lenguaje como competencia humana, es la plataforma cognitiva sobre la cual configuramos nuestra visión de la realidad y declaramos verdades. Pero Heidegger no se refería al idioma en sí mismo, porque éste es solo parte del lenguaje. Sin embargo, es necesario comprender la importancia de dominar nuestro idioma para fortalecer nuestra plataforma de conocimiento de la realidad.

¿Cuántas palabras domina un bachiller egresado hoy, que recién ingresa a la educación superior? ¿cuántos conceptos elabora con ese número de palabras? ¿cuántas acepciones conoce de la misma palabra? ¿podrá crear conocimiento nuevo y disruptivo? ¿y si lo crea podrá explicarlo? ¿querrá hablar de eso?

En medio de una popular tendencia social, están desapareciendo las palabras y los conceptos, en muchos jóvenes que prefieren comunicarse con tiernos jeroglíficos… es inevitable tener la sensación de que, en eso, involucionamos. ¿Qué pasará con su capacidad de abstraer, nombrar, conversar?

Por alguna razón a la que sería muy importante dedicarle una investigación lingüística seria y profunda, las nuevas generaciones están colapsando en el manejo crítico de la realidad, porque muchos creen que el conocimiento ya está hecho y se puede conseguir en internet; no comprenden que es preciso construirlo. En general temen a las matemáticas, por lo cual no prefieren las ingenierías; quieren tener mucho dinero fácil y rápido para no tener que trabajar, mejor viajar, tener juguetes tecnológicos, divertirse. Cada vez es más difícil conversar con los jóvenes de hoy, no sólo porque están conectados a los dispositivos, sino porque no tienen suficientes palabras, ni tema, ni fluidez, ni ganas.
*Jefe Observatorio para la Gestión de Conocimiento, Universidad Cooperativa de Colombia

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -