23.2 C
Pereira
domingo, mayo 26, 2024

CONCRETAR NO DECRETAR

Es tendencia

- Advertisement -

Esta práctica, decretar no concretar,  vuelta costumbre, convierte al Gobierno como gestor en un generador de políticas no públicas en razón al no vinculo real de la Población como el primer afectado en la construcción territorial siendo este trasegar el conducente de anomalías no resueltas en razón a su no identificación.: No y no es el racero común teniendo en cuenta el principio de la observación y no el simple diagnostico 

Quien diagnostica se obliga a decretar quien observa se obliga a formular y esto es concretar. Entender primero las diferencias debería ser un buen inicio pero resulta contrario para un Gobierno conformado por políticos, no estadistas, que encuentran en la confusión académica la mejor manera de ocultar su conocimiento precario escondido detrás de Títulos sin sustento práctico investidos de sapientes del absurdo al decretar y no concretar.

La metodología propuesta para concretar por observación y no decretar por diagnostico tiene una concepción compleja que devana los sesos de los arrogantes planificadores de hoy; para planificar por observación se necesita tener sentido común y como se ha establecido por demostración plena este esfuerzo mental porque pensar es el menos común de los sentidos. Se ve pero no se observa; se oye pero no se escucha; se toca pero no se siente; se huele pero no se olfatea; se gusta pero no se aprecia. Así, sin esfuerzo mental alguno se planifica teniendo como resultado la no planeación afectando la mente lúcida de quien o quienes deducen y comprenden la diferencia entre planear y planificar, emprendiendo el camino correcto, prospectando no especulando. De estos hay muy pocos advirtiendo con ello la formación de un Estado fallido

Planificar como un proceso sistémico y ordenado ´para proponer un modelo de planeación ,no es otra cosa que planificar con gestión, es emprender con aptitudes y actitudes el simple asunto de la espacialidad como reconocimiento caracterizado de un espacio habitado00 por seres humanos más conocido como terrorialidad

Si se tiene sentido común, se duda, el Gobierno como gestor (planeador).debería saber con claridad que significa el Oren como normativa constitucional; el ordenamiento como reconocimiento y la ordenación o POT como proceso administrativo y de planificación; conocido en detalle los conceptos y contextos enunciados se tendría la posibilidad real de construir futuro partiendo del presente y reconociendo el pasado –expediente urbano-Si se tiene catastro como censo no como institución se puede iniciar el proceso inicial de observación territorial. Hacer la diferencia es trascendental. La legitimidad en el Ordenamiento parte de reconocer el Orden no es más que la reglamentación pactada por la Población .para que el Gobierno cumpla con su voluntad soberana. Del dicho al hecho hay mucho trecho

Comúnmente se confunde problema con Plan, Programa, Proyecto con deliberado sesgo en la definición. Por sentido común un problema es igual a un Plan, Proyecto y demás secuencias en razón de satisfacer necesidades descontentas; nadie está interesado en superar algo que ya lo tiene pero en Colombia hay puentes donde no hay ríos (eufemismo); carniceros que no comen carne; obreros de construcción que no tienen casa y campesinos sin tierra.

Para la Región y la Ciudad de Pereira el informe de 100 días – retorico – no se tiene catastro actualizado y por conclusión no se tiene Ordenamiento a pesar que se tiene Ordenación o POT sin considerar por observación y resultado las asimetrías de los territorios jurisdiccionales

La Gobernación de Risaralda tiene un POD ilegitimo y transcrito pesimamente donde de entrada se advierte no contar con información primaria siendo esto un pésimo arranque. Comer en el Restaurante de Berta no es buena idea; Es tan malo que Berta come al frente

Lumica74@hotmail.com.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -