21 C
Pereira
martes, julio 23, 2024

Cerritos y sus grandes preocupaciones

Es tendencia

- Advertisement -

Fabio Castaño Molina
Columnista

No todo lo que brilla es oro. Este  aforismo me parece muy oportuno para compartirles en esta columna parte de las grandes preocupaciones que tiene la comunidad que habita una de las zonas con mayor desarrollo y por ende con mayor valorización del país, como lo es el corregimiento de Cerritos de Pereira, expandido a lo largo y ancho de la vía que comunica a esta capital con el Norte del Valle y el occidente de Risaralda en dirección al municipio de la Virginia.

Valga la pena aclarar que yo no habito en ese lugar de grandes y bellos condominios, pero como periodista y columnista no puedo ser ajeno a escuchar las inquietudes y preocupaciones que tienen  sus habitantes y de manera especial las que se vienen canalizando a través de la Asociación “Vida Cerritos” que presta los servicios de acueducto, seguridad, ambulancia y de internet a sus más de 1.200 afiliados y cerca de 2 mil asociados. 

Líder y vocero principal de esas inquietudes es Federman Ramírez, presidente de la Junta directiva de esta esta entidad,  quien no vacila en afirmar que si bien es cierto son muchas las noticias que se han dado en los últimos meses en torno el vertiginoso desarrollo de la zona en materia vial como las obras  contempladas a través del programa Vías del Samán, la nueva doble calzada desde el sector de Mercasa-El Tigre y la Clínica Regional de Cuarto Nivel, amén de otros proyectos de envergadura y de carácter privado como los centros comerciales y planes de vivienda cobijados a través del plan parcial Asturias, las soluciones viales que se plantean en la actualidad no son las más convenientes para este sector de la ciudad.

Asegura Ramírez, que es urgente la construcción de un tercer carril en la doble calzada o vía principal, pero  lamentablemente la concertación con la comunidad del lugar no ha sido propiamente la bandera la firma concesionaria que opera el peaje ni tampoco de los gobiernos departamental y municipal.   Los frecuentes cortes de energía, el poco pie de fuerza asignado para un sector que ha multiplicado de forma impresionante su número de habitantes, la falta de alumbrado público en algunos corredores, la falta de un megacolegio para cubrir las necesidades de la ciudad oculta que está inmersa en medio de algunos cinturones de miseria  como Puerto Caldas, Caimalito, Estación Villegas, entre otros, urgen la repuesta rápida del Estado, y en especial de entes como el Concejo Municipal o la Asamblea Departamental que aún no vuelcan su mirada hacia esa zona, que el mismo Ramírez  asegura está siendo tratada como el patio trasero de la ciudad.  El aporte social de Viva y Cerritos y sus asociados, entre ellas más de un centenar de empresas reconocidas, ha paliado y de alguna manera suplido, muchas de las falencias que por obligación el gobierno de la ciudad debería asumir. ¡Viva Cerritos!  Pero viva por el compromiso de sus dirigentes.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -