26.4 C
Pereira
viernes, abril 12, 2024

Cargas de profundidad

Es tendencia

- Advertisement -

Gabriel Alberto Toro Peláez
Columnista

Preocupación especial genera la falta de identidad del Estado Colombiano, desdibujado en la medida en que ha desaparecido el sentimiento de patriotismo.
Hoy vemos pocas manifestaciones de “amor patrio”. Nada parece importarle a nuestra población, en este aspecto; como no sean los resultados en los partidos de fútbol, porque ese día se ponen literalmente la camiseta nacional en todos los rincones de nuestra geografía.

En cambio, en los días de celebración patria, son muy pocos los lugares en los que se iza la bandera, reduciendo su conmemoración a pocos eventos oficiales.
Pero la pérdida de 70.000 kms. de mar con Nicaragua, no tuvo ninguna relevancia ni siquiera para el gobierno de Juan Manuel Santos.

Las continuas violaciones de frontera por parte de la guardia venezolana; el ingreso, autorizado o no, de personas extranjeras, como Vivanco y otros muchos que vienen a pontificar, intervenir en política, o dar “instrucciones”, no tienen rechazo alguno de los Ministerios de Relaciones Exteriores, ni del Interior
Ignoramos los símbolos patrios, y tampoco exigimos respeto por nuestra soberanía; soportando estoicamente a la izquierda internacional, que no reconoce fronteras, porque aspira a gobernar el mundo entero. A quienes, en su primera etapa, solo les interesa destruir, para seguidamente ofrecer todo tipo de ventajas a la población, manipulando a su amaño términos como “democracia”, “igualdad” y “paz”, cuya severa imposición al estilo de la izquierda, solo consigue: ruina, hambre, pobreza, frustración… para terminar sometiendo o eliminando por la fuerza de las armas a quien se oponga.

Colombia solo cuenta en foros, dominados por la izquierda, para planificar, con la ayuda de “mamertos” nacionales irredentos, la caída de su régimen democrático y la implantación de la tiranía socialista, contando con la indiferencia del grueso de la población y de su gobierno impasible.

Frecuentemente nuestro gobierno admite limitaciones internacionales de soberanía, como la pretendida “Escazú” que si se acoge por nuestro gobierno tomará las riendas de la información pública, la participación ciudadana y la justicia en temas ambientales, generando parálisis, multiplicación exponencial de demandas y pleitos internacionales, por cada acción del gobierno en estos temas, porque además pretenden involucrar allí las persecuciones y asesinatos de líderes ambientalistas, cuya manipulación o invención, es materia predilecta de los políticos de izquierda.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -